Local

Quintás: "Las cajas tardarán 3 años en recuperar beneficios"

Critica que España no tenga todavía una Ley de Cajas «adecuada»

el 24 nov 2009 / 21:50 h.

TAGS:

A pesar de la profunda crisis financiera, la banca española volverá a los números anteriores a la crisis en 2012. El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), Juan Ramón Quintás, estimó ayer que las cajas volverán a sus "niveles habituales" de beneficio en tres años, dado que "probablemente" el año que viene y el siguiente las ganancias se reducirán.

En una entrevista en Antena 3, Quintás criticó que España no tenga todavía una Ley de Cajas "adecuada", pese a que tanto la CECA como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) la han pedido "insistentemente".

A este respecto, consideró que la actual Ley de Cajas tiene "defectos" que se conocen "desde hace tres años", según el informe oficial del FMI que tiene el Gobierno español, y al que "no ha hecho apenas caso".
A su juicio, con otra ley el caso de Caja Castilla-La Mancha (CCM) se habría resuelto sin tener que recurrir a la figura de un banco, dado que, si en esa nueva normativa se hubiese incluido que en momentos de crisis se introdujeran cuotas participativas con derechos políticos, CCM seguiría como caja de ahorros.

Sobre el relevo en la presidencia de Caja Madrid, Quintás criticó que la "algarabía" de los políticos en los órganos de gobierno de las cajas conlleva que éstas hagan "peor" su función, pese a tratarse de un sistema que ha funcionado "razonablemente bien" en los dos últimos siglos.

Así, el presidente de la CECA tildó de "lamentable" que, en un momento "crucial" para la economía, los malos políticos distraigan los esfuerzos de las cajas, al actuar con intereses "particulares".

De este modo, reprochó el "retardo" de la clase política en reconocer la realidad económica y puso como ejemplo las dificultades que pone Bruselas para convalidar el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), consecuencia del problema que supone "hacer las cosas tarde".

No obstante, Quintás consideró que el FROB, "pese a su rigidez", emerge como "un buen seguro de incendios", porque tiene tamaño para hacer frente a los cambios del sector.
El presidente de la CECA también opinó que la regulación española es "extremadamente rigurosa" y procíclica, en contra de lo que recomienda el G-20 y otros organismos, lo que deriva en que las cajas se encuentren con pérdidas que se imputan a "razones ficticias contables".

Sobre este asunto, destacó que el desfase entre las pérdidas reales y las contables puede conducir a "situaciones difíciles" a más de una entidad, y puso como ejemplo que la normativa actual obliga a valorar "en cero" miles de metros cuadrados que poseen las entidades en el centro de ciudades.

Asimismo, Quintás subrayó que España debe acometer reformas para mantenerse entre las diez primeras economías del mundo, entre ellas, tener una justicia más eficiente, porque una lenta es "una condena de muerte" para el mundo empresarial. De la misma manera, pidió que el mercado de trabajo sea dual y que "cueste menos" producir en España, además de incidir en la necesidad de que la administración pública reduzca sus costes y de convocar a las fuerzas sociales y políticas para "conseguir el impulso" para resolver los graves problemas actuales.

  • 1