Local

Rabat pide a la ONU que medie en Ceuta y Melilla

Marruecos acusa a España de genocidio «en su guerra colonial».

el 05 dic 2010 / 19:42 h.

TAGS:

Medio centenar de marroquíes se concentró ayer frente a la sede de la Agencia Efe para reclamar "imparcialidad" sobre el Sáhara Occidental.

Rabat continúa alimentando la tensión con España tras la condena del Congreso al desalojo del campamento en El Aaiún. Dos de las principales formaciones políticas marroquíes instan al Gobierno de su país a que envíe el expediente de las ciudades autónomas españolas de Ceuta y Melilla a la Cuarta Comisión de la ONU, encargada de los procesos de descolonización en el mundo.

En una resolución adoptada el sábado por la noche por la Cámara de Consejeros (Cámara Alta), las fuerzas parlamentarias en su conjunto pidieron al pueblo marroquí que "movilice a sus fuerzas para la defensa de las causas sagradas de la naciones, especialmente la unidad territorial".

Según la agencia oficial MAP, el representante del grupo parlamentario de la Agrupación Constitucional Unificada (mayoritario en el Parlamento), Driss Radi, pidió al Ejecutivo "enviar el dossier de Ceuta, Melilla y los otros presidios ocupados a la Cuarta Comisión de la ONU".

Asimismo, solicitó que se organicen "comisiones de audición para las víctimas de los crímenes contra la humanidad cometidos por el Estado español en su guerra colonial contra el pueblo marroquí". Radi también pidió que se imponga el visado obligatorio a los ciudadanos españoles para entrar en Marruecos, en virtud del principio de reciprocidad.A la petición de llevar Ceuta y Melilla ante la Cuarta Comisión -que ahora mismo es competente, por ejemplo, sobre el caso del Sáhara Occidental- se sumó también el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), considerado próximo al Palacio Real.

¿Fin de la cooperación? El presidente del grupo del PAM, Abdelhakim Benchemach, reclamó en este sentido una investigación internacional sobre los "crímenes contra la Humanidad" supuestamente cometidos por el Estado español durante el periodo del protectorado en el norte del país (1912-1956). Esta formación también ha instado al Gobierno alauí a suspender todos los programas de cooperación con España en materia de inmigración, narcotráfico y terrorismo.

En su resolución, la Cámara de Consejeros reclama al pueblo marroquí que se movilice detrás de Mohamed VI para defender los intereses supremos del país, particularmente la integridad territorial de la nación". Este texto se suma al que el viernes aprobó la Cámara de Representantes (Cámara Baja) en el que se pedía al gobierno a "revisar el conjunto de las relaciones de Marruecos con España", así como a reabrir el expediente de Ceuta y Melilla.

Ambos textos responden a la moción aprobada el jueves en el Parlamento español en la que se condenaba la violencia en el desmantelamiento del campamento saharaui de Gdaim Izik, sin mencionar a Marruecos. El Ejecutivo español eludió este fin de semana referirse a las renovadas pretensiones de Marruecos sobre Ceuta y Melilla y abogó por el diálogo y entendimiento entre dos países vecinos y aliados.

Sin embargo, el presidente melillense, Juan José Imbroda (PP), consideró un disparate que Marruecos implique a la ONU y exigió al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero firmeza ante las continuas reclamaciones sobre Ceuta y Melilla. Mientras, crece la tensión en la calle.

Cerca de un centenar de marroquíes, entre hombres, mujeres y niños, se concentró ayer durante hora y media frente a la sede de la Agencia Efe, en Madrid, para reclamar "profesionalidad e imparcialidad" en las informaciones sobre el Sáhara. Además, la Policía marroquí expulsó ayer al periodista Enrique Martínez, director de Punto Radio La Rioja, que había viajado hasta Marrakech para pasar unos días de vacaciones con su esposa.

  • 1