sábado, 15 diciembre 2018
23:17
, última actualización
Local

Radiópolis no se irá de la torre de Torneo si Zoido no le da otro espacio

La asociación dice que el Ayuntamiento nunca se ha preocupado de la conservación del_Cambio de Agujas y critica que lo cedan unilateralmente

el 11 mar 2015 / 10:30 h.

TAGS:

María Navarro Limón, David Gómez e Ismael González, de Radiópolis. / El Correo María Navarro Limón, David Gómez e Ismael González, de Radiópolis. / El Correo La Asociación Cultural Taller de Comunicación Radio Endanza, la emisora comunitaria Radiópolis, se planta ante la cesión de la torre de la avenida de Torneo por parte del Ayuntamiento a la compañía La Imperdible para que construya allí su nuevo teatro. La presidenta de esta entidad, María Navarro Limón, lo dejó ayer muy claro. «Si el consistorio no nos encuentra otro emplazamiento que iguale o mejore nuestras condiciones actuales, no vamos a marcharnos». El enfado de Radiópolis es considerable, debido a que se han enterado por la prensa de que el gobierno local ha consumado la cesión de la caseta La Única sin contar con su aprobación previa. Ellos llevan desde 2007 en este edificio, al que llegaron gracias a un acuerdo con el Ayuntamiento de entonces ­–PSOE e IU–. El área de Participación Ciudadana les concedió una subvención anual dentro del programa de presupuestos participativos –unos 50.000 euros anuales, que ya no perciben–, mientras el área de Cultura les cedió la torre como sede. «Tenemos el recibí de cuando nos dieron las llaves del inmueble. Y en la última campaña electoral, el actual alcalde, Juan Ignacio Zoido, estuvo aquí y manifestó su apoyo a nuestra labor», recordó la presidenta. No obstante, todo cambió al comenzar este mandato, cuando llegaron algunas insinuaciones para que desalojaran la caseta. «Se lo pidieron a la anterior junta de Radiópolis, pero ya no ha pasado más», apuntó Navarro Limón. La emisora se ha encargado en este tiempo de la seguridad del recinto, de los seguros e incluso de la limpieza y el cuidado del entorno, pese a ser responsabilidad municipal, según apuntan sus responsables. «Hemos llamado a Lipasam muchas veces para que venga, y nunca aparecen por aquí. Somos nosotros los que desbrozamos el entorno y reparamos los desperfectos», comenta la presidenta, que lamenta las pintadas que han ido apareciendo sin que el Ayuntamiento se haya preocupado de eliminarlas «ni de preguntarnos nunca si necesitábamos algo». La relación con el gobierno local era prácticamente inexistente, hasta que hace dos semanas aparecieron por allí responsables del área de Participación Ciudadana para plantearles el traslado ante la –ya consumada– cesión a La Imperdible. Esta área municipal se comprometió a buscar otro espacio, que reúna una serie de peticiones de Radiópolis: que sea céntrico, que permita la cobertura con todos los barrios y que tengan los mismos metros cuadrados y los mismos estudios, entre otros. «Nos consta que están en ello. Si nos ofrecen otro lugar y lo aprobamos en asamblea nos mudaremos, pero sólo en ese caso», advirtió. La caseta del_Cambio de Agujas cobija también a otras asociaciones y colectivos, dispuestos a pelear por conservar su sede, como han evidenciado los múltiples mensajes de apoyo surgidos en las redes sociales. Este periódico contactó ayer con el Ayuntamiento para conocer su versión al respecto, pero no obtuvo respuesta.

  • 1