jueves, 18 abril 2019
20:51
, última actualización
Cultura

Rafael Alberti une a flamencos, poetas y campesinos

Celebración en Sevilla del Día de la Lectura en Andalucía.

el 16 dic 2009 / 21:45 h.

Johana Cobo, ganadora de la primera edición de 'Se llama copla'.

A pesar de la lluvia y el frío, que ayer pelaba, la asociación Civiliter consiguió reunir en el Museo de Artes y Costumbres a un nutrido grupo de ciudadanos destacados en torno a la figura de Rafael Alberti para realizarle un homenaje en el Día de la lectura en Andalucía, que coincide -adrede- con la fecha de nacimiento del poeta.

Para que el tiempo no enfriara el ambiente festivo y se plasmara el objetivo buscado de mostrar "el placer de leer por leer", la organización convidó a los asistentes con unos mantecados acompañados de una copita de anís de Cazalla de la Sierra, del dulce y del seco.

Ya sin el frío metido en el cuerpo, cada uno de los invitados se subió al estrado para leer algunos de los poemas que componen el volumen Sobre los ángeles (1929). Su elección, según el presidente de Civiliter, Benito Caetano, responde a que "es la obra con mayor mística y espiritualidad de Alberti, permite interpretar lo que estás leyendo con tu propio mundo".

Precisamente, fue él quien se encargó de inaugurar la sesión de esta Ciudad humanizada, nombre con el que la asociación Civiliter ha bautizado este acto, que ya cuenta con una dilatada trayectoria. De hecho, la de ayer fue su octava edición. Tras la presentación llevada a cabo por Caetano, comenzaron a subir, uno a uno, los lectores de lujo -provenientes del mundo cultural o de otros ámbitos no relacionados- congregados para la ocasión.

El primero en subir fue David de Eloy, poeta del colectivo La palabra itinerante, que se encargó de recitar Paraíso perdido. "A través de los siglos/ por la nada del mundo/ yo, sin sueño, buscándote", daba el pistoletazo inicial.

Tras él, los asistentes fueron subiendo uno tras otro. Entre ellos se encontraba el director de la Agencia andaluza para el Flamenco, Francisco Perujo, quien afirmó que "siempre hay que aplaudir este tipo de iniciativas".

Así arrancaba un evento en el que participaron alrededor de 30 personas. El ambiente combinaba personajes venidos de campos tan dispares como el celestial flamenco y la terrenal agricultura. En el primero, además de Perujo, entonó unos versos la cantaora Esperanza Fernández, quien indicó que "Alberti, tras Lorca, es el poeta más flamenco. Leerlo es un gran placer. ¿Qué flamenco no le ha cantado a Alberti?". Del terreno agrícola, Francisco Casero, presidente del Comité andaluz de agricultura ecológica, indicó que, actos como el de ayer, "sirven para unir". Y eso hicieron ayer ellos bajo la figura de Rafael Alberti, un poeta cuyo legado inalterable no sufre de cambios ni modas.

  • 1