Rafael Salas: "Mi elección como candidato no es un marrón"

El senador acaba de ser nombrado cabeza de cartel del PP por Marinaleda, un pueblo en el que los populares no saben lo que es tener un edil y donde gobierna el mismo alcalde desde 1979, Juan Manuel Sánchez Gordillo (IU).

el 03 nov 2010 / 19:15 h.

Rafael Salas en el Parlamento de Andalucía este martes.

-¿Cómo le llegó esta designación?
-Existe el compromiso del PP de ir a por todas y eso implica los municipios grandes y pequeños, urbanos y rurales, y evidentemente esa apuesta va sin complejos y afecta a pueblos, digamos, complicados. Pero además hay un compromiso mío personal, porque soy de la Sierra Sur [nació en Estepa] y conozco las dificultades y complejidades que tiene Marinaleda. Estoy ahora más volcado con cuestiones regionales, pero no deja de ser mi patria.

-¿Es consciente de en qué terreno se mete?
-Es un terreno difícil, pero mi voluntad es firme. El PP va a presentar candidatos en todos los municipios, y hay otros también complicados. Sé que cuando acepto el reto de Marinaleda es el que más, pero lo hago sin ningún complejo. No me gusta que se hable de esto como un marrón.

-¿Es Marinaleda territorio comanche para el PP?
-Sí, eso es una evidencia, pero quiero aportar naturalidad democrática a la vida política y trasladar que mi proyecto, que se está construyendo ahora, es para todos los habitantes. También hay allí personas que tienen ideas cercanas al PP y con ellas adquiero mi primer compromiso.

-Desde la actual oposición, que ejercen cuatro ediles del PSOE, cuentan que la vida política es muy complicada...
-Por eso quiero aportar naturalidad democrática a la vida política, que no es poco, por lo que se me traslada desde allí. Y no espero otra cosa de un líder que predica la tolerancia y la paz, como el actual regidor, que acepte que yo también quiero ser alcalde.

-¿Le ha dicho algo Juan Manuel Sánchez Gordillo cuando han coincidido tras su designación?
-Se lo comenté el otro día tras un debate en el Parlamento de Andalucía, pero no me dijo nada. Yo conozco una Marinaleda, porque he sido profesor de alumnos de este municipio, porque me han hablado de ella, porque he leído en la prensa, pero ahora la quiero conocer por mí mismo. Y le trasmitiré que él también me enseñe su Marinaleda.

-¿Con qué equipo cuenta?
-Desde el pasado mes de junio estoy trabajando con gente de Marinaleda, aunque se haya hecho público ahora el nombramiento. Estoy teniendo contacto con compañeros para conformar una lista, aunque sí conozco la dificultad porque me trasladan que no es fácil dar la cara por el PP en este municipio. Con eso ya cuento, pero ahora quiero animar a la gente a que participe. Y que nos dejen hacer nuestra política.

-Honestamente, ¿cuántas veces ha estado en Marinaleda?
-Suficientes. La última vez, a mediados de septiembre. Y estoy en contacto con gente que vive allí y con gente que es de Marinaleda aunque resida fuera.

-Si no logra la alcaldía, ¿hará oposición en caso de que saque algún concejal?
-Nuestro objetivo es que yo sea alcalde, pero si me toca ser concejal de la oposición, lo seré.

-¿Tiene idea de cuáles son las principales preocupaciones del municipio y sus objetivos?
-Lo que vemos en otros municipios con naturalidad, como que la gente haga política libremente por las calles, allí no es así. Es un primer paso que quiero dar. Llevo el proyecto del PP: la libertad, la iniciativa privada, la bajada de impuestos... También la modernidad, en un municipio que está a cinco kilómetros sólo de la A-92, pero hay un porcentaje tan bajo de gente con estudios postobligatorios. En fin, un cambio de mentalidad. Sé que me va a costar trabajo, pero no tengo miedo.

  • 1