Raíces utreranas para un canto salesiano universal

‘Rendidos a tus plantas’ es una composición muy conocida en España y Latinoamérica, dedicada a María Auxiliadora de Utrera

el 23 may 2014 / 21:27 h.

María Auxiliadora durante una de sus procesiones en Utrera. Foto: S. Criado María Auxiliadora durante una de sus procesiones en Utrera. Foto: S. Criado En 1885 llegó a Utrera la primera imagen de María Auxiliadora que existe en España, y que se convierte en la protagonista de este reportaje. El propio San Juan Bosco, fundador de la congregación salesiana, fue el encargado de bendecirla y de hacerla llegar desde Marsella (Francia) a esta ciudad sevillana, al mismo lugar donde precisamente se encuentra el germen salesiano de este país. Utrera forma parte de la historia de esta congregación religiosa ya que, el 16 de febrero de 1881, recibió la llegada de una expedición para fundar la primera Casa salesiana de España. Y también aquí tiene su origen uno de los cantos más populares dedicados a la Virgen de Don Bosco. El día 24 de cada mes resuena en numerosos rincones del planeta el popular Rendidos a tus plantas, una plegaria conocida e interpretada por todos los que están próximos a la familia salesiana. Pero lo que muchas personas desconocen es que dicha composición está dedicada a la imagen de María Auxiliadora que se encuentra en Utrera, y que fue coronada canónicamente en 1981, coincidiendo con el primer centenario de la presencia salesiana en este municipio. Entre los años 1911 y 1917, Salvador Rosés se encontró al frente del colegio de Utrera. Este catalán, nacido en el municipio barcelonés de Rubí, fue director del centro utrerano en una época en la que también dedicó a María Auxiliadora un canto que logró traspasar cualquier tipo de frontera, siendo conocido especialmente en España y en Latinoamérica. Y, con sólo repasar los versos de dicha composición, se trasluce el trasfondo utrerano en ese Rendidos a tus plantas. Juan Manuel Espinosa, un salesiano que se encuentra desde hace años en Utrera y que conoce de manera pormenorizada la historia de esta congregación religiosa, comenta que fue una melodía cinematográfica italiana de aquella época la que sirvió de base a este conocido cántico. En torno a esa música se fueron adaptando las tres estrofas que lo componen, y que hacen un repaso por tres devociones relacionadas con Utrera y con los Salesianos. Así, en el segundo tramo de la canción se encuentra un guiño a la Virgen del Carmen, titular de la capilla salesiana de esta ciudad: «De este mar tempestuoso, fúlgida estrella, cada vez que te miro eres más bella». Mientras, en la última estrofa, puede escucharse «En las horas de la lucha sé mi consuelo, y al dejar esta vida llévame al cielo», siendo ésta una mención que se encuentra claramente vinculada a la patrona de Utrera, la Virgen de Consolación. A ello se une el comienzo del canto en el que se plasma una alusión directa a la Virgen de Don Bosco: «Rendidos a tus plantas, Reina y Señora, los cristianos te aclaman su auxiliadora». Nada menos que 23 años seguidos estuvo Salvador Rosés en Utrera, tiempo en el que dejó un importante legado patrimonial, además de esta composición musical que se ha convertido en el canto más famoso dedicado a María Auxiliadora. Sus dotes como poeta, músico, pintor y literato le valieron a este salesiano el cariñoso apodo de ‘el maestro’, con el que siempre sería recordado. Como señala el libro Los Salesianos de Utrera en España, durante su gobierno el colegio adquirió un prestigio científico-pedagógico que lo hacía sobresalir entre los mejores de toda la nación. Precisamente por ello el entonces subsecretario de Educación Nacional le impuso la encomienda de Alfonso X el Sabio, y el Ayuntamiento de Utrera lo nombró Hijo Adoptivo. En aquellos años, esta Casa salesiana tenía una gran importancia e influencia, dado que era la primera que se había fundado en el país. Esto ayudó a que aquel Rendidos a tus plantas comenzara a llegar a multitud de lugares, y a entonarse en honor a María Auxiliadora en otros muchos emplazamientos en los que existe la presencia de la Virgen de Don Bosco. Esta tarde, a las 19.30 horas, María Auxiliadora recorrerá las calles de Utrera para conmemorar, como cada 24 de mayo, su día. Tras una misa que dará comienzo a las 18.30 en la capilla de la primera Casa salesiana de España, la Madre de esta congregación religiosa saldrá por las puertas de su templo para que su familia le honre. Las calles coloreadas con banderines celeste y rosa marcarán el paso de María Auxiliadora que podrá escuchar de las voces de sus devotos e hijos el Rendido a tus plantas que en su día compuso Rosés, versos que también se escucharán al final de la marcha procesional Tú, mi auxiliadora.

  • 1