Local

Rajoy abre el curso abogando por reformar la ley electoral

Los populares quieren que sean alcaldes los candidatos más votados.

el 04 sep 2010 / 19:26 h.

TAGS:

El presidente del PP, Mariano Rajoy.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, anunció ayer que promoverá en las Cortes una reforma de la Ley Electoral que establezca que en los ayuntamientos gobierne el cabeza de la lista más votada. Rajoy, en el acto de apertura del curso político en la localidad pontevedresa de Soutomaior, avanzó que próximamente dará "instrucciones" en su partido para presentar dicha iniciativa, que cree se puede aprobar "en media hora", y se preguntó: "A ver cómo se retrata el PSOE".


Ésta es una de las cincuenta medidas que el PP tomará en los próximos cuatro meses para presentar "alternativas a todo lo que el Gobierno lleve a las Cortes", dijo, como por ejemplo una reforma del mercado laboral "para el empleo y no para el despido", que cree que es la principal consigna del Ejecutivo. Así, garantizó que los populares se opondrán a "todo lo que sea malo para España" y que de aquí a las elecciones generales "el grueso del trabajo" del partido que encabeza consistirá en "aportar ideas para el futuro", y "si el Gobierno las quiere, las tendrá".


Rajoy hizo hincapié en que el objetivo del PP para el nuevo curso político, "y me temo -dijo- que durante mucho tiempo", serán la creación de empleo y la mejora de la renta de las españoles. "A ese objetivo nos aplicaremos, hoy desde la oposición, desde donde también se puede construir, y pronto, desde el Gobierno de la nación", pronosticó.


Citó como principales avales del PP sus "ideas, que no cambian como las de otro según sopla el viento", su "unidad" y su "trayectoria en los momentos difíciles", que lo validan como "la alternativa" en una coyuntura en la que "España necesita un cambio".


"Estamos a disposición de los españoles para llegar al Gobierno y no dividir sino unir", con un "proyecto nacional, basado en valores constitucionales, de nuestra historia, tradición, cultura y, sobre todo, de nuestro futuro", sintetizó.


Como contraste, aludió a "los recortes sociales y de las pensiones" mediante el "engaño" y la "ruptura de un gran pacto nacional", a la congelación de los salarios de los funcionarios, a los 400 euros de prestación a los desempleados o el cheque bebé, "una genialidad de media hora", apostilló.
También se refirió a la subida de impuestos y al "empobrecimiento de los españoles", ya que "se ha pasado del milagro español a que Europa nos dicte" las políticas económicas. "Hay que decir la verdad, ser realistas, no improvisar ni cambiar de criterio", enumeró el presidente del Partido Popular, para quien "lo peor" es que "no hay programa" y ni siquiera se sabe "si sacarán adelante los presupuestos". Para él, "esto no es serio" ni se trata de "un problema ideológico", sino "un lío continuado organizado por quien improvisa".

  • 1