Local

Rajoy avala la acusación de espionaje contra el PP pero no aporta pruebas

El líder del PP, Mariano Rajoy, dijo ayer en una esperada rueda de prensa que comparte las acusaciones de María Dolores de Cospedal sobre casos de supuestas escuchas ilegales a dirigentes populares y responsabilizó de lo que cree una "inquisición" contra su partido a José Luis Rodríguez Zapatero. Pero no aportó pruebas.

el 16 sep 2009 / 07:05 h.

TAGS:

(Vídeo: VNews)

El líder del PP, Mariano Rajoy, dijo ayer en una esperada rueda de prensa que comparte las acusaciones de María Dolores de Cospedal sobre casos de supuestas escuchas ilegales a dirigentes populares y responsabilizó de lo que cree una "inquisición" contra su partido a José Luis Rodríguez Zapatero. Pero no aportó pruebas.

"Comparto todo lo que dice Cospedal", sentenció Rajoy ante los periodistas en la ciudad de Pontevedra y no descartó denunciar el asunto ante los tribunales. "Ya veremos lo que hacemos", dijo preguntado al respecto y recordó que su partido ya ha formalizado "varias denuncias en Madrid -en relación con la filtración del sumario del caso Gürtel-, Valencia y Canarias".

Las palabras de Rajoy encontraron contestación en el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien tildó de "infamia gravísima" la declaración de hace menos de una semana de la número dos del PP.

El líder de los populares se ha mantenido al margen desde que surgiera la controversia, pero ayer interrumpió en Pontevedra su descanso veraniego y se mostró también muy crítico con las actuaciones recientes de la Policía en las investigaciones de algunos casos, como el Gürtel, sobre todo en Valencia, y el del velódromo Palma Arena. Respecto a éste último, denunció "el acto infame" que a su juicio se ha producido contra integrantes del PP, que fueron detenidos el pasado fin de semana, fotografiados con esposas y luego liberados en el marco de la operación Espada.

Como presidente del PP aseguró que no admitirá esta clase de actuaciones "impropias de una democracia", y así, anunció que su partido pedirá las comparecencias en el Congreso de Rubalcaba; de la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, y del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido.

Los populares quieren "explicaciones convincentes" sobre lo que consideran "una inquisición" contra el partido ahora que le "van bien las cosas" y al Gobierno "peor", puntualizó Rajoy.

En su opinión, el jefe del Ejecutivo es "responsable" del trato "diferente" que desde las autoridades policiales se dispensa a los militantes del PP y a los del PSOE, de las "detenciones televisadas", de los "juicios paralelos" y de las "condenas públicas" a destacados dirigentes populares, como son los casos del presidente valenciano, Francisco Camps, o del responsable del partido en Canarias, José Manuel Soria.

De Zapatero dijo Rajoy que "es probable que no se haya enterado de lo que ocurre en Baleares" porque está veraneando "en un palacete de Patrimonio Nacional en la isla de Lanzarote", y por ello, pidió que se le informe para que acto seguido "dé or-den" a Rubalcaba y a De la Vega y ambos se expliquen en el Congreso.

Pese a todo Rajoy no precisó si el PP recurrirá a la Justicia para denunciar los supuestos casos de escuchas ilegales, pero sí dejó claro que "comparte" las acusaciones de De Cospedal.

Sin embargo, el responsable de Justicia de los populares, Federico Trillo, anunció ayer en una entrevista en Onda Cero que el partido aportará como prueba de que la Policía interviene los teléfonos de algunos altos cargos la cinta con la conversación telefónica que supuestamente tuvieron Francisco Camps y un inspector de la Unidad de Delitos Fiscales y Económicos.

pruebas o retractarse. El Gobierno ha reaccionado con una comparecencia ante los medios de comunicación de Rubalcaba, que destacó que acusaciones como las de De Cospedal constituyen "la declaración más infamante de la historia de la democracia", por lo que no pueden quedar sin respuesta. "El Estado de derecho no está investigando al PP; los jueces, los fiscales y los policías investigan a presuntos corruptos que también existen en el PP, como en otras formaciones políticas, porque ese es su trabajo", ha subrayado. El ministro de Interior, para quien los populares pretenden con sus recientes declaraciones tapar la corrupción, ha pedido a la número dos del PP que presente las pruebas o se retracte.

  • 1