Local

Rajoy cierra el congreso del PP sin aclarar su programa

el 08 oct 2011 / 11:41 h.

TAGS:

-->--> -->

Con el centro de convenciones de Málaga repleto, el presidente del PP y candidato a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, clausuró ayer la convención de su partido en un clima de victoria pero sin dar detalles sobre su programa electoral.

El líder popular se presentó ante un auditorio que le interrumpía continuamente al grito de "presidente" y "a por ellos", ante el que afirmó tener la intención de llevar a cabo un proyecto de "unidad" de los españoles, de gobernar con "valentía", de trabajar desde la "concordia" y de enfrentarse a los problemas con el "atrevimiento" que la situación exige. Todo ello, dijo, frente a la actitud del PSOE que quiere "ocultar" el balance que deja porque se "avergüenza" de lo que ha hecho y trata de "huir de su propia historia".

En su intervención, líder de la oposición se centró en enumerar lo que "quiere" hacer si llega a La Moncloa, como realizar una política económica ordenada o tener unas administraciones públicas que no gasten lo que no tienen, y sus compromisos para hacer realidad esos deseos, aunque no mencionó cómo lo hará, algo que estaba previsto concretar en esta convención.

En su discurso, Rajoy invocó los ejemplos de Adolfo Suárez y de José María Aznar para salir de la crisis y afirmó con rotundidad: "Podemos volver a hacerlo". Rajoy quiso dejar claro que "no será fácil" salir de la crisis y que eso exigirá "tiempo". "No es cuestión de una barita mágica, ni de un día, ni de una semana, ni de un mes", admitió. Sin embargo, afirmó que lo acabará consiguiendo y para argumentar su afirmación, recordó los retos que ha logrado superar la sociedad española, primero en la Transición democrática y después, con la crisis de los años 90.

"Esa es nuestra historia, una historia de éxitos. Por eso digo, podemos volver a hacerlo". "No será fácil, pero lo mismo pensaban Aznar en 1996 o Suárez 20 años antes y lo lograron", insistió.

El presidente del PP explicó que para lograr su objetivo lo "primero" que va a hacer es "contar con todos". Su propósito es "unir a los españoles en un proyecto común". Sin importarle, precisó, "la procedencia de cada uno, ni sus simpatías políticas".

"No importa que hayan votado o no al PP en otras ocasiones" dijo, y añadió que "sólo importa que quieran ayudarnos a cambiar este estado de cosas".

presidente de todos. El líder popular incidió en que no quiere ser el presidente del Gobierno de los militantes del PP, sino que quiere ser el presidente "de todos los españoles". En este sentido, trató de desactivar el mensaje del miedo que considera está tratando de infundir el PSOE frente a un gobierno popular. Por ello, precisó que él no se siente enemigo de nadie, que "el PP no es enemigo de nadie" y que no piensa hacer lo mismo que ha hecho el Ejecutivo socialista estos últimos ocho años y que _su intención es crear "nuevas _afinidades" entre los españoles y "no atizar viejas discordias", porque considera que quien _cultiva diferencias cosecha conflictos.

En su opinión, la actitud del PSOE es la de un "agorero" que "agita fantasmas" contra la "esperanza real de un cambio". Por ello, pidió a los españoles que no crean a quienes dicen que "todos somos iguales", porque está convencido de que los ciudadanos "no quieren la resignación y el fatalismo" de los que afirman que "otra política no es posible".

  • 1