miércoles, 12 diciembre 2018
05:43
, última actualización
Local

Rajoy defiende que habrá que hacer reformas porque "la austeridad no lo resuelve todo"

el 12 dic 2011 / 15:10 h.

TAGS:

El futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido  este lunes ante la Junta Directiva Nacional del PP la necesidad de  emprender reformas para que la economía española empiece a crecer,  porque "la austeridad no lo resuelve todo", y ha avisado de que el  control del déficit público "en los primeros momentos no va a  producir efectos positivos" en el crecimiento e incluso "puede  ocurrir lo contrario".

Rajoy ha vuelto a defender ante los dirigentes de su partido que  la economía es "la urgencia y la mayor prioridad" de los españoles y  así será también la de su Gobierno. Por ello, ha defendido que está  "obligado" a adoptar decisiones y a hacerlo "de manera rápida".

Algunas de ellas se pondrán en marcha el próximo 30 de diciembre,  ya que el presidente del Gobierno electo ha dicho que ese día, en el  segundo Consejo de Ministros, podrían tomarse "algunas decisiones  importantes de cara al próximo año", que no ha precisado.

El líder del PP ha hecho un breve resumen de la situación de la  economía española, que este año habrá crecido "por debajo del 1%" y  con previsiones para el próximo año que arrojan "cifras similares".  Mientras tanto, hay que "corregir" las cifras de déficit público y  deuda pública y superar las dificultades que tienen las pequeñas y  medianas empresas para crear empleo y las Administraciones para  atender a su presupuesto de gasto.  

A lo que hay que añadir los problemas de financiación de la deuda  pública y privada y el "entorno difícil" en Europa y, en general, en  todo el mundo.

A partir de aquí, ha recordado cuáles son sus prioridades para  afrontar esta situación: las decisiones que se tomen en el marco de  la Unión Europea, el control del déficit público, las reformas y la  reestructuración del sistema financiero.

En concreto, ha recordado los acuerdos a 26 que se han alcanzado  en Bruselas y que ahora habrá que plasmar. A su juicio, son  decisiones importantes porque muestran la "voluntad decidida" de los  Estados miembros en la lucha contra el déficit y la deuda pública.  Además, ha garantizado que su Gobierno trabajará para que España  tenga "el peso que le corresponde".

En relación con el déficit público, ha recalcado que las últimas  decisiones del Banco Central Europeo han sido positivas y han servido  para "aliviar la situación" pero ha alertado de que el "mejor alivio"  y el crecimiento dependerá de si los países son capaces de hacer sus  "deberes en casa".  

REFORMAS PARA PRODUCIR MEJOR Y A MENOR COSTE

También ha vuelto a defender la necesidad de hacer reformas para  "mejora la competitividad" y ha explicado que son fundamentales para  "poder competir en un mundo abierto y global, para producir mejor y  por tanto a menor coste".

De ellas, ha avanzado que la "más importante" será la reforma  laboral", para la que espera que haya un acuerdo entre los agentes  sociales. Rajoy ha dicho que esperará a conocer su opinión pero ha  vuelto a asegurar que, en cualquier caso, tomará las decisiones que  crea que son las mejores para los intereses generales de los  españoles.  

Después, ha indicado, vendrán la reforma fiscal, de la educación,  de la política energética, y habrá que hablar de innovación,  emprendedores o internacionalización de la empresa, entre otras  cosas.

Finalmente, sobre su cuarta prioridad, la reestructuración del  sistema financiero, ha avanzado que se hará un esfuerzo para sanear  los balances de las entidades y para que en España "haya un grupo,  necesariamente menor del que hay, de entidades financieras que  cumplan su función de dar crédito y no generen la más mínima duda  sobre su situación".

Rajoy ha explicado que expondrá estos asuntos en su discurso de  investidura, el próximo lunes, y ha señalado que su "idea" es  presentar con "la mayor celeridad posible" una propuesta de previsión  de crecimiento para 2012, porque esto lo "condiciona todo".

Además, ha garantizado que, aunque en las elecciones generales el  PP obtuvo una amplia mayoría absoluta en el Congreso de los  Diputados, tratará de buscar acuerdos en todas estas cuestiones,  porque está convencido de que la situación por la que pasa España "es  de todos". "Este partido buscará el consenso y el acuerdo, pero de la  misma manera que digo esto digo que este partido no va a abdicar de  su responsabilidad", ha recalcado.  

Asimismo, ha apelado a la responsabilidad de las comunidades  autónomas, a las que convocará en breve, y de las corporaciones  locales, para que contribuyan al "gran objetivo nacional" y ha  avisado que el control del déficit público también es cosa suya.  También ha avanzado que habrá que "modificar la legislación básica en  algunos aspectos", donde también será "capital" el papel de las  autonomías.  

Y dicho esto, Rajoy ha asegurado que tratará de gobernar "con  justicia", repartiendo "de manera equitativa los costos de esta  crisis económica".

  • 1