Local

Rajoy descarta subir el IVA y el IRPF en las cuentas de 2013

El Gobierno reconoce la dureza de las iniciativas ya aprobadas y asume el descontento de la población.

el 30 ago 2012 / 07:18 h.

TAGS:

-->-->-->

Mariano Rajoy descartó ayer la posibilidad de que el Gobierno vuelva a aumentar el IVA y el IRPF en los Presupuestos para 2013, al tiempo que confió en no tener que aprobar medidas "tan duras" como las adoptadas los primeros meses de la legislatura para cumplir con el objetivo de déficit comprometido ya con la Comisión Europea.

Tras almorzar con el presidente de la República francesa, François Hollande, Rajoy recordó que él no era partidario de subir el IVA y el IRPF y garantizó que hará lo posible para que, cuando pueda, la situación vuelva al lugar en el que estaba.

 "Sí, he tenido que hacer cosas que no iban en mi programa", comentó, tras explicar que tuvo que aplicar las medidas porque la realidad era la que era y, como presidente, debía emprender iniciativas que sirvieran para que el país volviera a crecer.

De hecho, aseguró que nunca habría tomado estas decisiones en otro momento económico, aunque no haberlo hecho habría sido "un gran error" que al final acabarían pagando los españoles. "Soy consciente de que son decisiones difíciles. Entiendo el descontento de la gente, pero ahora España lo necesita", dijo.

Rajoy relató que nuestro país vive una coyuntura "muy difícil", con una recesión, un alto nivel de desempleo y un déficit "muy importante". En ese contexto, según Rajoy, la primera obligación de un gobernante es "decir la verdad a la gente" y "tomar decisiones útiles para resolver los problemas del país".

"España tiene un objetivo que es crecer y crear empleo", señaló Rajoy. Y este objetivo requiere ser "serio" y hacer muchas cosas a la vez, como abordar la "difícil" tarea de reducir el déficit desde el 8,9% registrado a cierre de 2011 al 6,3% pactado para este año. "Es difícil porque son 2,6 puntos en un momento de recesión con problemas de financiación importantes, pero lo vamos a hacer", aseveró.

De igual manera, resaltó la necesidad de seguir con las reformas estructurales y clarificar la situación del euro. En este sentido, comentó la importancia de acabar con la fragmentación de los mercados, que hace que unos países socios se financien a precios muy altos y otros "a cero".

Preguntado por las acusaciones al Gobierno de retrasar la petición de rescate por las elecciones en Galicia y País Vasco, el presidente insistió en que tan solo tomará la decisión cuando conozca exactamente" lo que ofrece el BCE y, por tanto, sin tener en cuenta en ningún momento las elecciones autonómicas.

Rajoy apuntó al respecto que no ha oído ninguna acusación de ese tipo, y que, en su opinión, solo pueden venir de una "mente malévola". "No creo en las mentes malévolas. A estas alturas de mi vida lo único que me preocupa son los intereses generales de mi país".

En su intervención, Rajoy explicó que en el encuentro con Hollande habían repasado juntos qué medidas han puesto en marcha desde que llegó al poder, porque demuestran que España tiene "determinación" y asume su responsabilidad europea con una estrategia de consolidación "profunda" y una agenda de reformas "audaz y sin parangón".

Y en el ámbito europeo, Rajoy resaltó la coincidencia con el mandatario Hollande al destacar la importancia del acuerdo logrado en junio pasado sobre el pacto de crecimiento, gracias a una participación "decisiva" de Francia, y el proceso de integración económica y fiscal de la UE.

  • 1