Local

Rajoy dice que España "tiene sed de urnas" y se ofrece para liderar proyecto de recuperación nacional

el 23 ene 2011 / 11:18 h.

TAGS:

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha afirmado que España tiene  "sed de urnas" y "prisa por apuntalar su esperanza", ya que, según ha  dicho, estos años ha faltado "verdad, coraje, responsabilidad, altura  de miras y sentido de Estado" y ha sobrado "ocultación, improvisación  y cálculo ventajista". Por eso, y tras recalcar que "empieza un nuevo  tiempo político", se ha ofrecido para "encabezar un proyecto de  recuperación nacional" dirigido a todos los ciudadanos porque "cuando  se trata de España no hay bandos".

Arropado por la cúpula del partido y por casi todos los 'barones'  autonómicos y regionales del PP, Rajoy ha explicado que el objetivo  de la Convención Nacional que se ha clausurado este domingo en  Sevilla era transmitir "alto y claro" a la sociedad española el  mensaje de que se "puede confiar" en su partido. 'Puedes confiar' ha  sido precisamente el lema elegido para este cónclave y que pretenden  utilizar en estos meses.

"Yo os dijo que se puede confiar. Podemos confiar, en primer  lugar, en las posibilidades de España. Podemos confiar también, sin  reservas, en las capacidades de la sociedad española. Podemos confiar  en nuestro proyecto y en la alternativa que ofrecemos", ha exclamado,  cosechando un aplauso de los casi mil afiliados del PP presentes en  el auditorio.


"NO LES VAMOS A ESTRUJAR COMO UN LIMON"

Rajoy ha destacado que los españoles viven "momentos difíciles",  en los que "abunda la confusión, la preocupación y hasta el  abatimiento". Y los españoles, ha proseguido, quieren que acaben "las  palabras floridas, los anuncios que no se cumplen, el retraso  interminable de las soluciones, de los resultados, de la cosecha que  nunca llega", así como "la división, la fractura social, el  debilitamiento de la nación y el deterioro de valores básicos".

De hecho, ha subrayado que ni siquiera tenía que "explicar los  errores" del Gobierno porque todo el mundo los sufre "en su propia  carne", bien sea con el paro o con las facturas de la luz, gas,  transporte. "Pueden tener la seguridad de que no les vamos a estrujar  como a un limón", ha exclamado, para añadir que los españoles saben  muy bien lo que pasa en España y que "lo único que esperan" del  Ejecutivo socialista es que anuncie la fecha de las elecciones.

Por eso, ha afirmado tajante que "España tiene sed de urnas".  "Tiene prisa por apuntalar su esperanza, por dotarla de contenido  fiable. España quiere cambio, quiere abrir una nueva etapa", ha  enfatizado, para agregar que "hoy", los españoles "miran al Partido  Popular" con "firmeza, apremio y exigencia" porque saben que son "la  alternativa". "Lo hacen con confianza creciente, pero la confianza no  se regala, se merece", ha resaltado.

PROYECTO DE RECUPERACION NACIONAL

A menos de cuatro meses para las elecciones autonómicas y  municipales, el líder de los 'populares' ha recordado a los suyos que  están ante "una nueva etapa" en la que todos los pasos e iniciativas  deben ir encaminadas a "reconstruir la confianza de los españoles y  encabezar un proyecto de recuperación nacional", con la creación de  empleo como primera obligación.

En parecidos términos se expresó el pasado viernes en la apertura  de la Convención Nacional el ex presidente José María Aznar, que  también hizo hincapié en la necesidad de convocar a los españoles a  un proyecto de recuperación nacional y dijo que el PP es el único  partido que cree en España

"Hace falta ya un gran proyecto nacional que modernice nuestra  economía, favorezca el crecimiento y el empleo", ha asegurado Rajoy,  que ha subrayado que el PP es "el gran partido reformista de España",  que ya fue su "seña de identidad" con los gobiernos del PP. Sin  embargo, ha señalado que con José Luis Rodríguez Zapatero las  reformas "se niegan", o se "retrasan" o son "impuestas" y  "atropelladas". "Un tejer y destejer, un decir y no hacer. Un hacer  que se hace, pensando, que lo único importante es la foto", ha  apostillado.

HAY QUE "PONER EL PAIS A PUNTO"

Por eso, ha recalcado que "basta ya de improvisaciones" y que  "hacen falta otras políticas". En su opinión, es "el momento de poner  el país a punto para los próximos 30 años" para que no se quede al  margen, con un "plan global" que integre todas las reformas  necesarias. El PP, ha continuado, sabrá ser austero, vigilar el  dinero, reducir el déficit y rebajar la deuda para que "vuelva la  confianza" a España y la creación de empleo.

"Estoy profundamente comprometido con los españoles y con sus  bienestar", ha manifestado, para asegurar que "la justicia social no  se es algo que se defienda con bonitas palabras, ni con aspavientos  ni sembrando parados" sino "llevando bien las cuentas", "respetando  el dinero de las personas", haciendo reformas y asegurando que no  falte trabajo.


Durante su intervención, en la que presentado ninguna propuesta,  ha hecho un repaso de algunas de los principios que guiarán al PP si  gana las elecciones. En primer lugar, ha avanzado que apostará por  rescatar el valor de la familia para "devolverle la importancia que  le otorga la Constitución" y por implantar en España una educación  española que ofrezca calidad. También defenderá la Carta Magna y a la  nación española.

"ESPAÑA NO ESTA EN JUEGO"

"Creemos profundamente en nuestra nación. Para nosotros España no  está en juego, no es discutible y no se negocia", ha advertido, para  garantizar que el PP defenderá el Estado de las Autonomías porque  quieren que unas comunidades autónomas "austeras, fuertes, eficaces y  comprometidas con el interés nacional".


En la parte final de su discurso, que ha sido interrumpido en  numerosas ocasiones por los aplausos, el líder de la oposición ha  insistido en que "las cosas tienen que cambiar" y ha trasladado un  mensaje de ánimo a su partido. "Yo os digo que lo conseguiremos -ha  declarado--. No será fácil pero lo lograremos. Ya lo hicimos en una  situación parecida. ¿Fue acaso un sueño que España creara empleo  cuando otros lo destruían? No, no fue un sueño. Entonces pudimos y  ahora podremos".

El Partido Popular, ha continuado Rajoy, no es "una sorpresa"  surgida de respete o "un experimento" sino que la gente ya sabe cómo  gestiona. "Trabajaremos con rigor, con respeto y con humildad", ha  dicho, para comprometerse a hacer de la austeridad, la transparencia  y la rendición de cuestas, su forma de hacer política. "Nos reclama  una gran tarea de recuperación nacional que exige el esfuerzo de toda  la nación", ha dicho, para concluir pidiendo a los suyos "trabajo y  humildad".

  • 1