El PP confía en recibir un «mensaje nítido y claro» del cambio en Andalucía

Rajoy pide el voto en Sevilla «para no volver atrás», garantiza que España será el país donde se cree más empleo y presume del aval de líderes socialistas europeos. Sobre Cañete: «Las mujeres lo que quieren es un trabajo y no que se les hablen de machismo».

el 19 may 2014 / 21:13 h.

El presidente del Gobierno y líder del Partido Popular, Mariano Rajoy (2i), acompañado por el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (i), el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno (c), y Javier Arenas (2d), a su llegada al acto de campaña para las elecciones europeas que su partido ha celebrado este lunes en Sevilla. EFE/Raúl Caro El presidente del Gobierno y líder del Partido Popular, Mariano Rajoy (2i), acompañado por el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido (i), el presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno (c), y Javier Arenas (2d), a su llegada al acto de campaña para las elecciones europeas que su partido ha celebrado este lunes en Sevilla. EFE/Raúl Caro El Partido Popular encaró este lunes la recta final de la campaña de las elecciones europeas con un acto en Sevilla con la presencia de Mariano Rajoy. Un viento frío se apoderó de un mitin del que tuvieron que retirarse sillas antes del comienzo y al que, según la organización, asistieron unas 1.800 personas, aunque a simple vista parecían muchas menos y el aspecto fue muy desangelado. Eso no restó euforia a los oradores y el convencimiento de que el próximo domingo existe la «oportunidad de mandar un mensaje nítido claro y contundente de que el cambio también está en marcha en Andalucía». Las encuestas en esta comunidad no dicen lo mismo que en el ámbito nacional. Si los sondeos dan la victoria al PP frente al PSOE en España, en Andalucía los socialistas irían por delante, poniendo fin así a un lustro de victorias encadenadas de los populares en esta tierra. Es el estreno del presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, en las urnas y también la prueba de si las políticas del Gobierno central y los mensajes reiterados desde los socios en la Junta, PSOE e IU, de que Rajoy está maltratando a Andalucía están surtiendo efecto. El presidente fue al grano: «Lo que nos jugamos en estas elecciones son dos cosas, quién va a defender en Europa los intereses de los españoles y si en España mantenemos la senda de la recuperación económica o volvemos al pasado del PSOE». Sobre esos dos argumentos giró la inmensa mayoría de su intervención, centrada en desacreditar la gestión socialista de la crisis y contraponerla con las recetas de su Gobierno, que –defendió– ha permitido evitar la quiebra financiera y hablar de recuperación y empleo. «Pronto, si no volvemos a ir hacia atrás, España será el país de la UE donde se cree más empleo en los próximos meses y en los próximos años», garantizó. El presidente del PP echó mano de la percepción que existe en otros países europeos de lo que ha ocurrido en los dos últimos años en España y presumió de tener el aval de dirigentes socialistas. Recordó que el primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha alabado la reforma laboral de España; que el primer ministro socialista francés ha propuesto recortes de 50.000 millones de euros y que [Martin] Schulz, candidato socialdemócrata a presidir la Comisión Europea, ha valorado de forma muy positiva las reformas estructurales que se han hecho en España. «Los únicos que no se enteran porque quieren volver atrás son los militantes del PSOE y sobre todo sus dirigentes». «Hace solo dos años éramos el enfermo de Europa, los que poníamos en peligro el euro y ahora se nos pone como ejemplo de recuperación económica», subrayó el líder popular. Rajoy también tuvo un mensaje para Andalucía y para su partido en esta comunidad autónoma. Recordó que los populares han ganado las últimas elecciones municipales, generales y autonómicas. «Gracias a los apoyos que hemos tenido aquí yo os puedo hablar como presidente de España y soy muy consciente de que eso es así», subrayó. «Somos el primer partido de Andalucía y vamos a seguir trabajando para ganar la confianza de los andaluces», arengó a los suyos, convencido de que Moreno superará «la gigantesca labor» de sus antecesores. Por su parte, ofreció el compromiso, «no con discursos sino con hechos», de que «el Gobierno de España va a estar a la altura de las circunstancias con Andalucía». Mecanismos como el plan de proveedores, el Fondo de Liquidez Autonómica o las inversiones en los Presupuestos Generales fueron señalados. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro; y la de Empleo, Fátima Báñez; asistieron al acto, junto a los alcaldes de Sevilla, Huelva y Cádiz o el expresidente del PP andaluz, Javier Arenas, mencionado en todos los discursos. El líder del PP andaluz, que lleva diez semanas en su cargo, ensalzó a Rajoy como «el presidente más comprometido con Andalucía y con los andaluces, sin lugar a dudas». Señaló tres razones «de mucho peso» para ir a votar al PP. A los suyos les pidió que en lo que queda de campaña «tomando una cerveza, una tapita, hablen de ilusión, de futuro, de empleo y del PP». Defendió que los populares presentan la mejor candidatura, con ocho andaluces y un cabeza de lista, Miguel Arias Cañete, que es «un gran andaluz y conoce Andalucía como la palma de su mano». No fue el único que hizo una defensa cerrada del candidato popular como el más preparado y el más capaz de defender los intereses de España y Andalucía en Bruselas. Acusado desde muchos frentes de machista tras hablar de su «superioridad intelectual» frente a la socialista Elena Valenciano, Arias Cañete recibió otro día más la defensa cerrada de los dirigentes de su partido, incluido Rajoy. La más firme fue la única mujer que tomó la palabra en el acto, la número tres en la lista, Teresa Jiménez Becerril. «Que no se pongan tantas medallas que somos nosotros de verdad los que defendemos las políticas de igualdad», espetó a los socialistas, «las mujeres lo que quieren es un trabajo y no que se le hablen de machismo, es un candidato que no se le puede tachar de nada». Y fue más allá: «No tienen argumentos reales y siguen diciendo tonterías». «Tonterías como la que dijo [Elena] Valenciano de que había que exportar el modelo andaluz a Europa, toma ya, échale más arroz. Cuando acabemos con el fraude de los cursos de formación, con los ERE, cuando gobierne Juanma Moreno, entonces exportaremos el modelo andaluz», defendió. El líder del PP andaluz insistió en que hace dos años el país «se encontraba al borde del abismo económico y en pleno colapso social» y que ahora «hay un norte claro». «No se puede poner esto en peligro. Por eso hay que votar masivamente al PP», llamó a las urnas. Moreno criticó que en Andalucía no hay gobierno y que sus líderes están más preocupados en sus «asuntos personales». Sobre la presidenta de la Junta, Susana Díaz, insistió en que tiene la cabeza su «agenda oculta en Madrid» para ganar las primarias previstas por el PSOE en otoño y que no está dispuesta a tomar decisiones «valientes» para solucionar problemas. En el acto también tomó la palabra el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, avalado por todos los oradores como «el mejor alcalde de la ciudad». Con la cabeza todavía en el triunfo del Sevilla Fútbol Club en la Liga Europa, el alcalde aseguró que «desde Sevilla salieron las naves para descubrir América, aunque digan que es desde Palos es mentira, y este es el kilómetro cero para conquistar Europa», bromeó para disgusto del alcalde onubense, allí presente.

  • 1