Local

Rajoy evita la polémica con Rabat

el 16 sep 2010 / 20:07 h.

TAGS:

El presidente del PP, Mariano Rajoy, realizó ayer su séptima visita a Melilla desde 2003, pese a la protesta del primer ministro marroquí, Abás El Fasi, quien, en calidad de secretario general del partido Istiqlal, calificó dicho viaje como una provocación. Rajoy fue recibido en Melilla con aplausos y gritos de "presidente, presidente", mientras en la frontera de Beni Enzar, que separa la ciudad autónoma de Marruecos, un pequeño grupo de activistas se concentró contra la visita.

El presidente del PP eludió polemizar con su visita a Melilla, que consideró "normal" y "en positivo", tras ser invitado por el Gobierno autonómico. Lamentó que "alguien" haya querido dar a su viaje una "intención negativa" y reiteró que su propósito únicamente era el de estar con los melillenses, al celebrarse hoy el Día de Melilla, una celebración a la que fue invitado por el Gobierno autonómico. "Me desplazo con absoluta normalidad por todo el territorio nacional", señaló y apuntó que hoy estará en Mallorca, mañana en Barcelona y el domingo en Antequera (Málaga).

Rajoy reconoció haber leído la carta de El Fasi en la que criticaba la visita, aunque matizó que no comparte sus términos. Así, el líder del PP aseguró que Marruecos y España tienen mucho que ganar desde el entendimiento y la cooperación, "si vamos de la mano", sobre todo teniendo en cuenta que el mundo actual impone muchos retos a todos y es necesaria esa cooperación. "Debemos trabajar juntos y, en beneficio de nuestros países y nuestros compatriotas, debemos cultivar lo mucho que nos une y no lo poco que nos separa", manifestó.

Sobre la reacción del Gobierno español a la carta de El Fasi, Rajoy subrayó que lo único que ha visto es que "fuentes" del Ejecutivo han dicho que puede desplazarse libremente por el territorio nacional. "Hasta ahí podríamos llegar", apostilló.

En este sentido, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó su "respeto" por la decisión del líder del PP y consideró que las declaraciones de éste fueron "correctas" y "han ido en la buena dirección".

  • 1