Local

Rajoy hará reformas inminentes y da un aviso firme a las comunidades

El presidente no concreta las medidas pero asegura que "toca pisar el acelerador" y exige a los ‘barones' que contengan el gasto.

el 02 jul 2012 / 16:39 h.

TAGS:

Julio de reformas. Ese es el cartel que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, colgó ayer a las puertas de España. Durante su comparecencia ante la Junta Directiva Nacional del PP, Rajoy hilvanó un discurso optimista, tejido con el respiro que ha dado al Gobierno el resultado del Consejo Europeo, en el que se mostró convencido del despegue económico del país y del futuro del euro y de Europa. Pero un discurso en el que también avisó de que el verano está muy lejos de ser un remanso de paz. El presidente aprovechó para allanar el camino a más reformas.

El Gobierno estudia una subida del IVA insistentemente reclamada por Bruselas y baraja reformas en la administración, incluso se ha especulado con que tocarán el sueldo de los funcionarios . Sean cuáles sean las reformas que se pongan en marcha -ayer Rajoy eludió especificarlas- serán inmediatas. "Hemos hecho muchas cosas. Ahora toca pisar el acelerador, vamos a hacer mucho más y lo vamos a hacer bien", avisó. "España tiene un itinerario claro y por mucho que arrecie el temporal nada nos va a alejar del rumbo trazado y nada nos va a arrebatar la confianza de que llegaremos a buen puerto. Sabíamos que iba a ser un año muy difícil. Nada que nos haya sorprendido", arrancó su discurso.

El presidente del Gobierno no llevaba ningún anuncio concreto en la cartera, por más que muchos esperaban que señalara el siguiente paso después de que el pulso librado por Rajoy y el presidente italiano Mario Monti en la cumbre europea lograra doblar el brazo a la canciller alemana Ángela Merkel. De España, Europa espera reformas y Rajoy dejó claro que las va a haber pero sin despejar cuáles. Quizás el aviso que sonó más duro fue el que dirigió a las comunidades autónomas. Algunos de los barones del PP, presidente de comunidades autónomas sentados en la Junta Directiva Nacional, debieron de removerse en sus asientos. Rajoy dejó claro que va a apretar las tuercas a las autonomías. Les exigió un esfuerzo por contener el gasto.

El presidente subrayó el "compromiso" con el cumplimiento del déficit público. Subrayó la necesidad de "devolver la salud" a las cuentas públicas y fijó como una "tarea inmediata" resolver "los problemas que afectan a muchas instituciones españolas que no pueden financiarse". Lo marcó como un "objetivo capital" que compromete a todos. "Las comunidades autónomas deben hacer un esfuerzo mayor en los próximos meses", sentenció.

El presidente del Partido Popular fijó sobre tres pilares la recuperación económica de España. Insistió en el cumplimiento del déficit, en la necesidad de llevar a cabo "reformas estructurales" que permitan cambiar el "andamiaje" de la economía y se mostró convencido de que la reforma del sistema financiero español y su recapitalización a través del recate europeo permitirá reabrir los canales del crédito y que se empiece a crear empleo.

futuro. Sobre las reformas estructurales mencionó el ámbito administrativo y energético y subrayó la necesidad de caminar hacia la "unidad de mercado". Poco más. Reclamó a las administraciones "un esfuerzo para facilitarle la vida a las empresas" y defendió la reforma laboral y la inyección económica que ha supuesto el plan de pago a proveedores. En este punto tuvo un reproche a las administraciones por no pagar a sus proveedores y seguir contratando pese a tener 27.000 millones de euros pendientes de cobro. "Pido a las administraciones que no contraten nada que no tengan la seguridad de que puedan pagar", reclamó el popular.

Sobre la "línea de crédito europeo" para la banca española, Rajoy se mostró convencido de que el diagnóstico al sistema financiero español servirá para "borrar cualquier duda sobre la solvencia" del sistema y volverá "a engrasar la maquinaria". "Esto es un tema crucial", concluyó.

Rajoy trufó su comparecencia con mensajes de aliento y pidió a los suyos "pedagogía" ante las reformas. "España tiene un gran futuro", sostuvo, convencido del "despegue" de su economía. Lo mismo auguró para Europa y el euro. El presidente mostró "orgullo" por la actitud de lucha de las familias españolas y habló de "sobrados motivos para confiar en nosotros mismos".

  • 1