Local

Rajoy: "He dado instrucciones a Montoro de que no perjudique a los pensionistas"

El presidente, que afirma no haber presionado al BCE para que intervenga, no revela qué piensa hacer sobre si pedirá o no el rescate.

el 10 sep 2012 / 19:49 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), posa junto al presidente de la Corporación RTVE, Leopoldo Gonzalez-Echenique.

No se le pudo arrancar ayer al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su primera entrevista en televisión en los nueve meses que lleva al frente del Ejecutivo ningún titular que aclarase si España va a pedir finalmente el rescate a Europa, si ha establecido las líneas rojas que no aceptará bajo ningún concepto a cambio de esa ayuda, qué hará con las prestaciones por desempleo y cómo cuadrará unas cuentas para 2013 si lo que quiere es cumplir con el déficit público impuesto para ese ejercicio (4,5%).

Porque si hubo un mensaje que Rajoy repitió hasta la saciedad fue ése, ajustarse al déficit por encima de todo. ¿También por encima de las pensiones? Fue en ese capítulo, uno de los más sensibles para los ciudadanos y que aún no se ha tocado, en el que el presidente de lGobierno trató de mostrarse más rotundo. "Si hay algo que no tocaré, serán las pensiones", aseveró. En los Presupuestos para 2013, que anunció que el Gobierno aprobará el próximo día 27, la primera instrucción dada al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, -aseguró- es que "no se debe perjudicar de ninguna manera a los pensionistas". "La primera prioridad es tratar a los pensionistas de la mejor manera posible", reiteró. No aclaró, no obstante, si se limitará a congelar las pensiones.

Para tratar de cuadrar el círculo de las cuentas públicas, el presidente señaló que modificará el impuesto de plusvalías -que grava las ganancias obtenidas a corto plazo y que ya anunció Montoro el pasado julio para luchar contra los especuladores- y la aplicación de impuestos verdes. Pero "no vamos a tocar el IVA, ni el IRPF", aseguró. Confió, además, en que los ingresos del Estado sean mejores que los de este año.

Consciente de que no ha cumplido las promesas que hizo en campaña electoral, y de que existe un descontento cada vez más generalizado, trató de defender que la realidad le ha superado y no le ha quedado otra, aunque dejando abierta la puerta a bajar los impuestos -citó el IRPF- en cuanto pueda, afirmó. "Tienen razón para estar descontentos, pero he intentado ser equitativo y no podemos seguir gastando lo que no tenemos". Y sobre el balance de la reforma laboral, se mostró "contento" porque se han dado -indicó- "alternativas a los despidos. Ahora los ERE son de suspensión. Se ha conseguido no echar a gente a la calle", aseveró.

Sin novedad con el rescate. Fue la primera pregunta. Y el presidente titubeó en su respuesta. ¿España necesita un rescate? "Vamos a ver...". Rajoy insistió por activa y por pasiva en que el Gobierno debe estudiarlo en profundidad y ser prudente. "Antes de tomar la decisión, debemos ver si es necesario y, sobre todo, ver las condiciones". El anuncio del Banco Central Europeo (BCE) de que comprará bonos de países con problemas, eso sí, a cambio de que pidan el rescate, ha hecho bajar la prima de riesgo. Será otro factor a tener en cuenta, señaló, puesto que la financiación es ahora más barata.

Pero tal vez la afirmación de Rajoy que más llamó la atención versó sobre su posicionamiento hacia el BCE, puesto que negó haber ejercido algún tipo de presión sobre éste para que aliviase la tensión sobre España. "No he hecho ninguna presión sobre el BCE y no se me ocurriría hacerla". Aun así, aplaudió la medida.

Y sobre las condiciones que le podría exigir Europa a cambio del rescate, señaló que "nadie de la UE ni de fuera" le ha pedido que reforme las pensiones o la prestación por desempleo.

  • 1