Local

Rajoy insta a la banca a no negar créditos a proyectos "viables" ni a "familias solventes"

el 06 mar 2012 / 14:01 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha instado a la banca a  no negar créditos a proyectos "viables" ni a "familias solventes", a  pesar de que ha reconocido que actualmente existen unos niveles de  endeudamiento "muy elevados".  

En un encuentro financiero organizado por Bankia y El País, el  presidente defendió la reforma financiera para impulsar la concesión  de crédito. "Queremos que la banca contribuya a la creación de  empleo, a la competitividad y al crecimiento económico", expresó ante  la presencia del presidente de Bankia, Rodrigo Rato.

En un repaso a las medidas para exigir a la banca unas provisiones  de 52.000 millones de euros, el líder del Ejecutivo fijó el  saneamiento de balances como condición para canalizar el crédito  "adecuadamente" a "aquellos que lo necesitan".

El presidente también puso en valor el impulso que el Gobierno  quiere dar a las fusiones bancarias, un ajuste de capacidad del  sector que justificó en la adaptación al entorno competitivo.  "Queremos que las entidades sean fuertes, solventes y creíbles para  que vuelva a financiar proyectos viables e innovadores", sentenció.

El líder del Ejecutivo lamentó que la financiación a las familias  haya caído en el último año en 27.000 millones de euros, en tanto que  la destinada a empresas se desplomó en 40.000 millones. Al respecto,  deslizó una crítica a los banqueros: "No por casualidad España es uno  de los países más afectados por la escasez del crédito".

Rajoy se mostró optimista de cara al fututo y manifestó a Rato que  confía que en próximos encuentros le pueda decir que el sector  financiero "está jugando ya" un "papel capital" en la recuperación de  la economía.  

AJUSTE ESTRUCTURAL DEL 3,2%.

Por otro lado, Rajoy ha cifrado en el 3,2% del PIB el ajuste del  déficit estructural para "compensar" la desviación en el déficit  público hasta el 8,51% que se registró en 2011, frente al 6%  comprometido.

En este sentido, el presidente aclaró que el objetivo del déficit  público no es el "único", aunque sí que consideró que es un  "instrumento" para volver a la senda de creación de empleo. "Debe  acompañarse de medidas que impulsen la competitividad", indicó.

Dentro de su discurso "realista", Rajoy asumió que todas las  medidas acometidas, como la ley de estabilidad presupuestaria y las  reformas laboral y financiera, no sacarán a España de la crisis "en  uno o dos meses".  

  • 1