Local

Rajoy intenta cerrar filas y asegura que no tiene enemigos dentro del PP

Mariano Rajoy ha tenido un fin de semana de calma, y bien que lo ha agradecido. Tras unos días en los que el partido se le ha puesto al borde de la rebelión, ayer intentó cicatrizar heridas afirmando que dentro del PP no tiene enemigos y que hay que sumar esfuerzos: "Aquí cabe mucha gente". Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 05:22 h.

TAGS:

Mariano Rajoy ha tenido un fin de semana de calma, y bien que lo ha agradecido. Tras unos días en los que el partido se le ha puesto al borde de la rebelión, ayer intentó cicatrizar heridas afirmando que dentro del PP no tiene enemigos y que hay que sumar esfuerzos: "Aquí cabe mucha gente".

En un intento conciliador, el líder del PP aseguró que no ve a ningún militante del partido como "un adversario" porque éstos no existen dentro de la formación, sino "fuera", y por ello expresó la necesidad de "integrar" a todos. "Hay mucha gente que me ha dado su respaldo y su apoyo. Yo no veo a ningún militante como adversario; los adversarios del PP no están en el PP, sino fuera".

Rajoy hizo estas afirmaciones en un acto en Madrid con las Nuevas Generaciones de la organización, en el que además subrayó que su partido "no es monolítico". En este sentido, y tras insistir en que él presentará su candidatura en el congreso nacional que el PP celebrará en junio en Valencia, pidió no "hablar mal" de "ningún compañero, aunque se pueda equivocar".

Tras reiterar que "el gran éxito de la historia" del partido ha consistido en que sus militantes hayan sido "capaces" de "convivir", el principal objetivo ahora debe ser el de "integrar a las distintas formas de pensar que hay" en el PP. Ese objetivo de "seguir sumando" lo reiteró Rajoy en varias ocasiones durante su alocución, así como que el PP "no es monolítico".

"Hay quien cree que lo que piensa, lo piensa todo el mundo, y no es así, por eso hay partidos políticos", insistió, para reclamar la apertura de la formación "sin renunciar a ningún principio". Por tanto, el medio para lograr más votantes y ganar las elecciones -ésa es la vocación del PP y no otra, insistió-, tiene que ser la apertura, "estar cerca de la gente". "El objetivo es seguir sumando, no hay otro, una suma en la que cada vez más españoles confíen en el PP, puntualizó.

La sociedad cambia, "la gente cambia de criterios", y el PP no puede permanecer al margen de esa evolución, sino que debe adaptarse, lo cual lleva a ser "flexible", pero nunca a moldear los principios políticos. La convergencia de varias corrientes en el PP, asimismo, no debe romper la unidad de la formación, sino al contrario, ha de fortalecerla.

Mayor Oreja se defiende. Por su parte, el portavoz del Partido Popular en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, negó haber estado detrás de la renuncia de María San Gil a continuar presidiendo el PP vasco porque, como indicó, ésta "tiene una gran personalidad", incapaz de "dejarse manejar por nadie".

En declaraciones a la Cope, Mayor Oreja sostuvo que son "estupideces" las afirmaciones que dicen que él pudo ser el agitador de San Gil en sus discrepancias públicas con Mariano Rajoy, y lamentó que "algunos no entiendan" que en política hay gente con "principios y convicciones".

  • 1