Local

Rajoy mantiene el mismo nivel de confianza en Camps porque "no me ha mentido"

Ha asegurado que no consentirá dentro de su partido conductas que "avergüencen" a sus miembros y a los militantes.

el 15 oct 2009 / 11:26 h.

TAGS:

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que ha actuado "con prudencia y sin precipitación", en su partido en relación con el caso Gürtel, y ha subrayado que no se ha "dejado llevar por las presiones de nadie".

 

Rajoy ha hecho esta afirmación en una multitudinaria rueda de prensa, la primera que ofrece en la sede nacional del PP en seis meses, en la que ha comparecido acompañado por la plana mayor del partido y en la que se le ha preguntado por si el caso Gürtel ha vuelto a poner en duda su liderazgo o lo ha reforzado.

"Ya sabe que mi situación natural es de equilibrio, creo que es muy importante", ha sido la respuesta de Rajoy.

Sin embargo, Rajoy no ha sido tan escueto al responder a otra pregunta sobre si cree que ha administrado bien los tiempos a la hora de tomar decisiones desde que aparecieron las primeras informaciones del caso Gürtel que afectaban a miembros del PP.

Antes de defender su actuación, Rajoy ha recordado que, como presidente del PP, es a él al que corresponde "tomar las decisiones" y quien tiene "la mayor responsabilidad".

"He actuado con prudencia y sin precipitación, creo que he actuado cuando tuve suficiente conocimiento de causa de lo que había ocurrido. No me he dejado llevar por las presiones de nadie. Insisto, no me he dejado llevar por las presiones de nadie. Como siempre, he tomado las decisiones en los tiempos que a mí me parecen oportunos", ha señalado.

Ha añadido que ha procurado "no ser arbitrario ni injusto, porque estamos hablando de personas, de seres humanos" y "aunque haya podido cometer errores o más que errores" y que ha actuado "siempre en el interés general" de su partido, y no en interés particular de Rajoy".

"Hay otros que no tienen por qué tener en cuenta el interés general del PP. Yo sí, soy el principal obligado, porque para eso soy el presidente del PP", ha asegurado Rajoy antes de agregar un matiz más: afirma que tampoco ha caído en la trampa de encerrarse en el caso Gürtel y no dar la batalla a un Gobierno "desnortado" con la crisis, el asunto que más preocupa a los ciudadanos.

"Por eso, aunque todo es muy discutible y opiniones puede haber muchas, estoy convencido de lo que hice", ha concluido.

Preguntado por si no hubiera sido más eficaz que las decisiones en relación con el caso Gürtel hubieran sido adoptadas por la dirección nacional y no por las de Madrid o Valencia, Rajoy ha defendido la necesidad de adecuarse y respetar los estatutos del partido, aunque ha dicho también que "como es natural" y "evidente" habló con Esperanza Aguirre y Francisco Camps.


  • 1