sábado, 17 noviembre 2018
14:44
, última actualización

Rajoy nombra a Carmen Crespo delegada del Gobierno en Andalucía

La elección de la alcaldesa de Adra es un guiño a los munícipes y a Almería, la provincia, junto a Málaga, más fuerte del PP

el 23 dic 2011 / 13:04 h.

La nueva delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo.

Despejadas las caras de los ministros andaluces del nuevo gabinete de Mariano Rajoy, ayer se disipó la otra gran incógnita del paquete de nombramientos para la comunidad. La alcaldesa de Adra (Almería), Carmen Crespo, será la nueva delegada del Gobierno en Andalucía, según anunció la vicepresidenta y portavoz, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Crespo, de 44 años, deberá dejar la Alcaldía, donde lleva tres legislaturas seguidas, para sustituir en el cargo al socialista Luis García Garrido, elegido hace diez días senador por la comunidad.


El líder del PP andaluz, Javier Arenas, ha colocado, al igual que ocurrió con los tres ministros andaluces, a una persona de su confianza en un puesto clave, ya que será la voz del Gobierno central en la comunidad. La designación de Carmen Crespo no sorprende del todo. La intención de Arenas era clara: había que elegir a una mujer -al equipo de Rajoy le han llovido las críticas por no cumplir con la paridad- y, preferentemente, debía ser una alcaldesa.


Los alcaldes son el mejor aval del PP andaluz y en su tirón confía Arenas su llegada a la Junta en 2012. Además, después de que el PSOE haya impuesto el veto de los regidores en las listas de las próximas autonómicas, hubo que buscarles un hueco a los alcaldes de más peso. Cuatro de los 17 regidores del PP que son diputados en el Parlamento andaluz han dejado la Cámara para ir al Senado: José Enrique Fernández de Moya, alcalde de Jaén; María José García Pelayo, de Jerez de la Frontera (Cádiz); Antonio Ayllón, de Armilla (Granada), y José Luis Sanz, de Tomares (Sevilla).


El nombramiento de Crespo, además de ser un guiño a los ayuntamientos, que tanto Rajoy y Arenas consideran entre sus prioridades, es un premio a Almería, la provincia, junto con Málaga, donde el PP cosecha más votos. El propio Arenas se presentó a las pasadas autonómicas por esta provincia. Ayer quiso darle la enhorabuena a Crespo a través de su Twitter y se mostró convencido de que será una "buena delegada" del Gobierno. Su perfil moderado y su capacidad de diálogo sin estridencias le serán muy útiles en el cargo. Para Arenas, este nombramiento demuestra una vez más el "compromiso" de Rajoy con Andalucía.


Carmen Crespo tiene una dilatada trayectoria política. Diputada en el Parlamento andaluz desde el año 2000, ha ejercido de portavoz del PP en la Comisión de Gobernación y Justicia durante esta legislatura y es vocal en las comisiones de Salud y de Asuntos Europeos. Fue sin duda su responsabilidad en el debate y aprobación de las leyes locales su principal aportación como diputada. Es vocal del Consejo Municipalista andaluz y de la Comisión Ejecutiva de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP).
trayectoria local. Crespo gobierna el Ayuntamiento de Adra -con 24.500 habitantes- por tercer mandato consecutivo. La nueva delegada es también presidenta del partido en esta localidad, vicepresidenta del PP de Almería y vocal del Comité Ejecutivo Regional, tras haber ocupado la Secretaría de Desarrollo Rural del PP andaluz o la Vicesecretaría de Asuntos Sociales. Diplomada en Biblioteconomía y Documentación, Crespo está casada y tiene dos hijas. Comenzó su trayectoria política en 1990 en el PP de Adra y formó parte por primera vez de su candidatura un año más tarde. Fue vicepresidenta de la Diputación Provincial dirigiendo el Área de Bienestar Social, Cultura y Deportes desde 1995 hasta 2000. Ahora asume su mayor responsabilidad.

  • 1