Local

Rajoy pide a los mercados que den un margen de "más de media hora" al gobierno que salga de las urnas

Admite que, si gobierna, podría tomar decisiones "que no gustan",  pero afirma que posteriormente podrían compensarse.

el 18 nov 2011 / 10:06 h.

TAGS:

El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy,  ha pedido a los mercados que den un margen de "más de media hora" al  nuevo gobierno que salga de las elecciones generales de este domingo,  tras escalar la prima de riesgo española por encima de la italiana y  superar los 520 puntos básicos.

Rajoy indicó, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa  Press, que el aumento de la prima de riesgo es un dato "enormemente  negativo" para los intereses españoles, pero confió en que el  Gobierno haga el "mayor esfuerzo de que sea capaz" para que España  supere esta situación. "Y yo me brindo a ayudarle", subrayó.

"Espero que esto se pare, (que los mercados) se den cuenta de que  hay elecciones y que los que las ganen deben tener un mínimo margen  que debe ser más de media hora", añadió.

Rajoy, que confió en que la economía española no tenga que ser  rescatada, afirmó que España es un país "serio y fiable" que siempre  ha pagado su deuda y que así seguirá haciéndolo en el futuro, y  agregó que el país dará un "mensaje al exterior" si los españoles  manifiestan el domingo "una voluntad de cambio".

El líder del PP admitió que la situación económica actual es "muy  delicada" y que el aumento de la prima de riesgo revela que hay  "dudas" sobre que España pueda devolver su deuda y, por ello, se está  viendo obligada a pagar precios "astronómicos". Sin embargo, reiteró  que la economía española quiere permanecer "en el euro", y añadió que  la moneda común es un proyecto político "que debe ser irreversible" y  que, por tanto, la apuesta de su partido por el euro es "indubitada".  



Rajoy se mostró partidario de ayudar a los países de la zona euro  con dificultades, pero indicó que ellos deben dan un mensaje "nítido  y claro" de que van a cumplir sus compromisos. Sobre la emisión de  eurobonos, dijo que es partidario de ponerlos en marcha, pero cuando  acabe la crisis de deuda.

PIDE A ZAPATERO QUE NO GENERE ALARMA.

Rajoy aprovechó también para lanzar un mensaje al presidente del  Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y advertirle de que "no debe  generar alarma ni hablar en público" de la actuación de la Comisión  Europea o del Banco Central Europeo (BCE) en esta crisis, después de  que el jefe del Ejecutivo solicitara ayer que ejercieran el poder que  los estados le han transferido para actuar rápidamente.

"Creo que de estas cosas no se debe generar alarma ni hablar en  público; el BCE ha intervenido ya y había intervenido en otras  ocasiones, como en agosto", insistió Rajoy, tras asegurar que si el  PP gana las elecciones, está dispuesto a cumplir los "deberes" y los  requisitos "que impone el euro" y llevar este periodo de transición  entre un gobierno y otro "de forma ordenada".

En este sentido, se mostró confiado en que el Gobierno en  funciones de Zapatero y el nuevo Ejecutivo que salga de las urnas  mantendrán un "contacto continuo" durante este periodo de transición,  y esperó que no se tome ninguna decisión que no sea producto del  acuerdo, "con el único interés de defender lo que le importa a los  españoles".

Dicho esto, negó que Zapatero y él mismo hayan llegado a un  acuerdo para que todas las decisiones que tome el Gobierno en  funciones sean consensuadas previamente con el PP si gana las  elecciones, pero sí reconoció haber hablado con él estos días sobre  la crisis de deuda, y confió "en el sentido común" del jefe del  Ejecutivo para contar con la persona que gane las elecciones.

En este sentido, dijo que, si gana las elecciones, hablará con  Zapatero de cara a la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la  UE el próximo 9 de diciembre, y afirmó que no tiene dudas de que el  Ejecutivo socialista defenderá el interés general.

El líder del PP desgranó cuáles serán las principales medidas que  adoptará cuando llegue al Gobierno, entre las que destacó cumplir con  el objetivo de déficit, continuar con la reestructuración del sistema  financiero y un plan de choque a favor de los emprendedores. En este  sentido, dijo que el objetivo principal es crear empleo y, por ello,  el gobierno que nombre tendrá "un marcado contenido económico".

TOMAR DECISIONES "QUE NO GUSTAN".  

Por último, sobre las medidas para cumplir con el objetivo de  déficit el año que viene, señaló que se deberán aprobar unos  Presupuestos para 2012 en los tres primeros meses del ejercicio, que  probablemente contendrán una previsión de crecimiento superior al  0,8% de este año, con lo que los ingresos serán algo mayores que en  2011, pero reconoció que será necesario recortar en muchas partidas  de gasto.

"Habrá que fijar prioridades, explicándolas y diciendo a la gente  que si hay que tomar decisiones que no gustan es para ir preparando  el futuro y que estas cosas se pueden compensar más adelante",  subrayó.

  • 1