jueves, 15 noviembre 2018
13:20
, última actualización
Economía

Rajoy pide esfuerzo a todos mientr que Aguirre bajará el IRPF madrile

La comunidad argumenta que sus cuentas son "las mejores" de España y de eso se tienen que beneficiar sus ciudadanos.

el 09 ene 2012 / 16:03 h.

Si todos los españoles soportarán la subida del IRPF aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, el de la Comunidad de Madrid, con Esperanza Aguirre, del PP, al frente, estudia aplicar una rebaja en su tramo autonómico. Una afrenta en toda regla hacia un Gobierno, el central, que pidió ayer mismo un esfuerzo adicional a los ciudadanos para superar el bache económico del país.

En concreto, la Comunidad de Madrid sopesa la posibilidad de rebajar su tramo autonómico del IRPF, medida que el consejero de Economía del Ejecutivo de Aguirre, Percival Manglano, quiso desvinculó del alza "temporal" aprobada por Rajoy.
"Confirmo que estamos estudiando la posibilidad de una rebaja en los tramos del IRPF autonómico. Lo llevamos haciendo desde hace tiempo, por lo que yo desvincularía la decisión de cualquier otra que haya sido aprobada por el Gobierno", comentó.

De hecho, Manglano apostilló que las intenciones del Ejecutivo madrileño son anteriores a la decisión del de Rajoy, "autónomas" y están inscritas, asimismo, en el marco de sus competencias. "No veo que tenga que generar ningún tipo de encontronazo (con el gabinete de Rajoy), sino al revés. Los ciudadanos se podrán beneficiar de decisiones que sean fruto de la buena política presupuestaria, fiscal y económica que se ha llevado a cabo en la comunidad", subrayó.

Y añadió el consejero: "Madrid fue seguramente la primera comunidad que tomó las medidas necesarias para el equilibrio presupuestario en la región y, gracias a ello, hoy estamos en disposición de presentar las cuentas más saneadas de toda España. Tenemos que dar margen para reactivar la economía y Madrid está en disposición de hacerlo, mientras que el Gobierno de la Nación se halla en una situación mucho peor por culpa del anterior Ejecutivo".

Manglano precisó que esta decisión dependerá de los ingresos que tenga la comunidad por parte del Estado y añadió que, en caso de llevarse a cabo, se podría aplicar en la Declaración de la Renta de 2012. Por último, el consejero recordó la larga historia de rebaja de impuestos "desde que es presidenta Esperanza Aguirre" y que, desde 2007, Madrid tiene bonificado en un punto el IRPF. "Dada nuestra situación presupuestaria, nos podemos permitir seguir estudiándolo. La deuda no llega al 8% del PIB madrileño cuando la deuda del conjunto de las administraciones públicas representa más del 70% del PIB español".

El descontento regional por el aumento del IRPF también se demostró ayer en Cataluña y el País Vasco. El consejero de Economía y Conocimiento de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, opinó que la subida fiscal "expande la brecha del déficit fiscal territorial", con perjuicio para Cataluña. A su juicio, esta comunidad se queda con una presión fiscal de las máximas del mundo pero el dinero recaudado "se va y no vuelve". Mientras, el lehendakari vasco, Patxi López, lamentó el mayor recargo sobre las nóminas del trabajador.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, reclamó un "esfuerzo más" a los ciudadanos y les garantizó que "no será en vano" porque el objetivo es "crear empleo, volver a generar riqueza y colocar a nuestro país en el lugar en bienestar y posición en el mundo que tenía hace unos años".

De Cospedal lo ve bien si le salen las cuentas

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, señaló ayer que la propuesta del Gobierno de Madrid, que preside Esperanza Aguirre, de rebajar el tramo autonómico del IRPF es, por el momento, solo un análisis, pero añadió que será decisión del Gobierno autonómico siempre que cumplan con el objetivo de déficit y "si le salen las cuentas".

"La Comunidad de Madrid sabrá si cumple", zanjó al ser preguntada por este asunto y tras defender las medidas de ajuste aprobadas por el Gobierno de Mariano Rajoy. Cospedal dijo que "antes que ser popular" se necesita ser "eficaz" para ganar "credibilidad" tanto "dentro" como "fuera" del país y calificó de "inadmisible e inaceptable" que algunos socialistas critiquen los "ajustes" acometidos por el Ejecutivo "cuando son los mayores copartícipes por cómo se administraron las cuentas públicas" durante el anterior Gobierno.

Además, el PP distribuyó un documento defendiendo las iniciativas tomadas por el Gobierno el día 30: la subida del IRPF, que a su juicio es "progresiva", la del IBI y las medidas de ahorro. Todo ello para "hacer frente a los 20.000 millones de desfase entre el déficit que anunció el Ejecutivo socialista y el que se encontró el del PP".

 

  • 1