martes, 18 diciembre 2018
21:38
, última actualización
Local

Rajoy plantea "repensar" la coordinación y el reparto de competencias pero no "desandar" la configuración autonómica

el 03 may 2012 / 11:55 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se mostró hoy  convencido de que no se debe "desandar" ni la configuración  autonómica del Estado, ni la inclusión de España en la UE, pero sí  cree que se debe "repensar" y "evaluar" la coordinación entre las  instituciones administrativas del Estado y el reparto de  competencias, con la supresión de "duplicidades innecesarias".

El jefe del Ejecutivo realizó estas afirmaciones durante la toma  de posesión de José Manuel Romay Beccaría como presidente del Consejo  de Estado. Un acto al que han acudido, además de los presidentes del  Congreso y el Senado, los ministros de Justicia, Exteriores, Sanidad,  la presidenta de la Comunidad de Madrid y la secretaria general del  PP.

En su discurso, Rajoy defendió las reformas que está llevando a  cabo porque se asientan en un "mandato inequívoco" de los ciudadanos  en las urnas y aseguró que tienen una doble orientación, por una  parte, consolidar los logros del Estado del bienestar y, por otra,  "potenciar el ámbito de autonomía de las personas y erradicar las  cortapisas externas a la libertad con que deben regir su destino, su  vida y su vocación profesional".

En su intervención, apeló al espíritu con el que se realizó la  Constitución de Cádiz y dijo que su ejemplo debe servir de "estímulo"  y de "guía" para afrontar con "valentía, determinación y equilibrio"  los "profundos cambios" que necesita el país. En este punto, aseguró  que estos cambios sólo se pueden llevar a cabo desde el "espíritu de  concordia" que tuvo su "más elevada cima en la Constitución de  1978".

Y refiriéndose a ésta última, dejó clara su opinión de que la  Constitución Española dio un "paso original, decisivo y de gran  calado" que, añadió, "en modo alguno debe ser desandado". Se trata,  señaló de la "configuración autonómica del Estado". Tampoco,  puntualizó, se debe desandar el camino de la inserción de España en  la UE, "que ha sido el motor de algunas de nuestras modificaciones  constitucionales".

REPENSAR Y EVALUAR  


Sin embargo, considera que ambas circunstancias "invitan", ahora  que son tiempos de crisis, a "repensar y evaluar" la estructuración  más adecuada de los poderes públicos.

Para ello y buscar "mayor eficacia" en las instituciones  administrativas "a todos los niveles" dijo que "será preciso arbitrar  fórmulas más eficientes, de coordinación y reparto de competencias,  de eliminación de duplicidades innecesarias, de solapamientos  indeseables, con supresión incluso, de entidades y organismos que no  resisten una prueba objetiva de utilidad o cuyo coste resulte  desproporcionado para los ciudadanos".

Rajoy considera que esta será una tarea "delicada" y que requerirá  el conocimiento de la realidad y la "intuición de la evolución  futura, viable y deseable" de las estructuras institucionales  públicas. Por ello, dijo que cuenta con el "saber acumulado" del  Consejo de Estado, al que se comprometió a consultar, y con el Centro  de Estudios Constitucionales.

En este contexto, deseó al nuevo presidente y a los consejeros de  Estado "mucha suerte y mucho tesón" porque, dijo, en esta Legislatura  van a "tener mucho trabajo" y la asistencia de este órgano al  Gobierno "va a ser más necesaria que nunca" y destacó la  "privilegiada reputación de autoridad" que ha logrado el Consejo de  Estado.

El jefe del Ejecutivo destacó los valores de Romay Beccaría como  un hombre de "diálogo, consenso y conciliación", así como su "altura  como jurista de reconocido prestigio" que se une a una "experiencia  vital y laboral singularmente rica".

  • 1