Local

Rajoy prepara el debate con su equipo próximo

el 04 nov 2011 / 19:08 h.

TAGS:

El presidente del PP y candidato a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, está preparando el debate que mantendrá el próximo lunes con el candidato socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, con su equipo más próximo y con información y fichas que le prepara el grupo parlamentario.

Según las fuentes consultadas por Europa Press, el candidato popular va preparando este debate, el único cara a cara que tendrá lugar en la campaña electoral para las generales del 20N, en los tiempos que le quedan entre los mítines y los actos de campaña que dió comienzo ayer y que el PP inició con la pegada de carteles en Casteldefels.

El debate constará de tres bloques. El principal durará cuarenta minutos --20 para candidato-- y es precisamente en el que más está centrando la campaña el PP, la economía y el empleo. El segundo bloque será de 30 minutos y girará en torno a las política sociales y el tercero, de 20 minutos, se dedicará a otros temas. Además, habrá una entradilla y un final, de dos minutos cada uno, que abrirá Rajoy y concluirá Rubalcaba.

Las fuentes consultadas por Europa Press explicaron que, por el momento, el candidato popular se encuentra en la fase de las fichas y la información. Es decir, estudiando los datos que, a modo de fichas, le están preparando algunos de los integrantes del grupo parlamentario, entre los que se encuentra la portavoz, Soraya Sáez de Santamaría, Fátima Báñez, Luis Ayllón o José María Lasalle.

REVISANDO A RUBALCABA

Su equipo también está recopilando la información y las declaraciones que Rubalcaba ha hecho en el pasado sobre determinados temas, así como los gráficos y las estadísticas, por si fuera necesaria su utilización a lo largo del debate.

Las fuentes consultadas explicaron que este tipo de debates se suelen preparar también visionando debates anteriores del contrincante que va a tener el candidato. Sin embargo, estas mismas fuentes explicaron que Rubalcaba no ha mantenido debates de este estilo ya que no ha sido antes candidato a la presidencia del Gobierno. Salvo algunos pequeños debates que realizó en un programa que dirigía hace años el periodista Jesús Hermida.

Además, tampoco pudo participar de los múltiples debates que se hicieron entre candidatos a las elecciones municipales de 1995 --unos comicios en los que, tras el debate de Aznar-González de 1993, hubo un cierto contagio para debatir entre candidatos-- ya que tampoco se ha presentado nunca como cabeza de lista en municipales.

Estas mismas fuentes señalan que la visualización de las intervenciones de Rubalcaba en sus intervenciones en el Parlamento no resultan útiles para un debate televisivo, salvo por la información que puedan contener, ya que no es lo mismo realizar un debate en el Congreso, donde el formato, las distancias, el lenguaje y las personas a las que se dirige un parlamentario son muy diferentes que los utilizados en un debate televisivo. Es muy probable que los ciudadanos no juzguen a un candidato por una intervención que ha hecho en el Parlamento, pero sí que lo hagan por la de un debate en la tele.

Las fuentes consultadas explicaron que hasta ahora los preparativos del candidato se está llevando a cabo con su equipo más cercano, entre los que está su sociólogo de cabecera, Pedro Arriola. Por el momento, según estas fuentes, no ha realizado simulación utilizando un 'spárring', y tampoco está claro que lo vaya a hacer. Aunque se ha reservado el domingo para tener más tiempo, de hecho, ha suspendido el mitin que tenía previsto en Sevilla.

En esta ocasión, aunque la base del debate es muy parecida a la de hace cuatro años, lo cierto es que el número de bloques es menor, en lugar de cinco son tres y aunque el tiempo por bloque también está tasado, hay más libertad en la utilización de este por parte de los candidatos, que tendrán que repartírselo incluyendo los asuntos que consideren más importantes o que más interesan a los ciudadanos.

Las fuentes consultadas explicaron que en este tipo de debates, los candidatos suelen conocer bien los temas. "El disco duro lo tienen lleno", afirman a modo de ejemplo, por lo que lo más importante es que el candidato no se vea encorsetado, sino que se encuentre cómodo porque en la televisión se perciben de manera espectacular las sensaciones y también que no parezca artificial, sino natural, sin imposturas y manteniendo su personalidad.

Se trata, dicen, de centrarse en lo que se quiere transmitir y cómo se quiere transmitir, preocupándose de contar las cosas con argumentos suficientemente sólidos como para que el contrario no te los pueda desmontar. "La primera regla de oro es saber lo que se quiere contar y cómo se quiere contar", exclaman.

También hay que evitar leer los textos, porque produce rechazo en el que lo está viendo y sobre todo, estar muy tranquilo y pillar el gustillo del debate desde el primer minuto en que comienza.

 

  • 1