Local

Rajoy promete una paga anual de 240 euros a los pensionistas catalanes

el 12 nov 2010 / 18:51 h.

TAGS:

El líder del PP, Mariano Rajoy, y la candidata del PPC a la Generalitat, Alícia Sánchez-Camacho, han prometido hoy que si el PP es decisivo tras las catalanas del 28 de noviembre, usará el 10% de los recursos de la emisión de bonos de la Generalitat para compensar a los pensionistas con 240 euros anuales.

Rajoy seguirá mañana en Cataluña, por tercer día consecutivo, para protagonizar un mitin Vila-seca (Tarragona), a pocos kilómetros del primer gran mitin socialista, en Tarragona ciudad, con el cartel compartido entre el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el presidente catalán y candidato a la reelección, José Montilla.

El candidato favorito en las encuestas y casas de apuesta, el líder de CiU, Artur Mas, ha celebrado esta mañana su primer acto sectorial, una conferencia sobre las salidas que propone CiU a la actual crisis económica ante 150 empresarios, en un hotel de Barcelona, acompañado del líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida.

El candidato de CiU ha denunciado que "el tripartito presume mucho de que lo dejará todo pagado. Sí, pero claro, con una deuda de 40.000 millones de euros. Hace tres o cuatro años atrás esta deuda era menos de la mitad". Por ello no descarta emitir más bonos.

Pero la primera jornada de la campaña ha sido protagonizada por el líder del PP, Mariano Rajoy, volcado en Cataluña en apoyo de su candidata a la Generalitat, Alicia Sánchez-Camacho, con la que se ha paseado por una residencia de ancianos.

Rajoy y Sánchez-Camacho han prometido que si el PP es decisivo tras las elecciones del 28 de noviembre, usará el 10% de los recursos de la emisión de bonos de la Generalitat (300 millones) para compensar a los pensionistas con 240 euros anuales.

Durante una visita a una residencia de gente mayor de Cerdanyola del Vallès (Barcelona), Sánchez-Camacho ha dicho a los jubilados que el "recorte social más grande de la historia" es fruto de la gestión del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y del apoyo que le ha dado el presidente de CiU, Artur Mas.

Por su parte, Rajoy ha vuelto a tildar de "acto antidemocrático" que el Gobierno vete el debate de las propuestas alternativas del PP para evitar que se congelaran las pensiones de los jubilados.

El número tres de la candidatura del PSC y ex ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha protagonizado el primer acto electoral socialista y ha dicho que si su partido gobierna, hará uso de sus "responsabilidades jurídicas y legales para evitar un referéndum" por la independencia de Cataluña, y ha reiterado que el PSC no pactará con partidos independentistas.

Corbacho ha hecho estas declaraciones a pie de calle en el mercadillo del barrio de Bellvitge, en L'Hospitalet (Barcelona), una de las poblaciones del cinturón rojo barcelonés en el que el PSC espera despertar a sus votantes desmovilizados.

Montilla, que participa en un mitin esta tarde en Sabadell (Barcelona), ha seguido con su agenda institucional y ha inaugurado junto al Príncipe de Asturias una muestra cultural en Barcelona.

Por su parte, el candidato de ERC, Joan Puigcercós, ha dicho que "ni PSC ni CiU han calibrado aún las consecuencias de la sentencia del Estatut" aunque "pronto verán que, cuando llamen a la puerta de la Moncloa, estará cerrada y entonces tendrán que reflexionar".

Puigcercós se ha mostrado convencido este mediodía, en el transcurso de una visita a comercios de los barrios de Sants y Hostafrancs de Barcelona, de que los intentos que haga el PSC por tratar de rescatar el autogobierno perdido con la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) no conducirán "a ningún sitio", y que tampoco conseguirá nada CiU al pedir un concierto económico.

El candidato de ICV-EUiA, Joan Herrera, ha pedido transparencia política frente a la corrupción a tan sólo dos calles del Ayuntamiento de Santa Coloma, epicentro del caso Pretoria.

El candidato de Ciutadans, Albert Rivera, ha asegurado que la política lingüística del tripartito "ha sido un fracaso" porque ha hecho que el catalán sea visto "como una lengua oficialista, del régimen, del poder".

  • 1