Local

Rajoy propone ahora reducir el gasto electoral contra la crisis

El líder del PP apela al «milagro español» de 1996 y pide no tocar las pensiones.

el 29 may 2010 / 18:55 h.

TAGS:

Mariano Rajoy, con la presidenta popular de Aragón, Luisa Fernanda Rudi.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, apeló ayer al espíritu de marzo de 1996, cuando "en momentos difíciles" los españoles otorgaron su confianza a José María Aznar para formar gobierno y se logró algo de lo que está convencido que se puede volver a hablar: "El milagro español".


Rajoy presidió junto a gran parte de la cúpula del partido el acto celebrado a orillas del Ebro, en el antiguo recinto de la Expo de Zaragoza, para proclamar a Luisa Fernanda Rudi candidata del PP a presidir Aragón. Y, desde allí, anunció que su partido va a presentar una propuesta para reducir los gastos electorales "a la mínima expresión" y se mostró convencido de que no se congelarán las pensiones porque prosperará una iniciativa del grupo popular en ese sentido.


El líder del PP volvió a criticar duramente los recortes previstos por el Gobierno y, frente a ello, planteó otras medidas como esa reducción de gastos electorales porque -subrayó- "no hace falta arruinarse con propaganda". Recalcó que todo el mundo sabe cómo son los partidos que se presentan a las elecciones y, por tanto, no hace falta gastar tanto dinero como hasta ahora.


"Aquí está la alternativa", garantizó poco después Rajoy tras lanzar duras acusaciones contra la ineficacia del Gobierno y sus "injustas" medidas. El líder del PP lamentó que el país esté pasando una etapa de incertidumbre y preocupación en la que los españoles miran con temor al futuro, pero, ante ello, aseguró que las cosas pueden ir a mejor.


"La sociedad española ha sido capaz de superar momentos tan difíciles como estos; la última vez en 1996, cuando Aragón y España dieron un gran salto hacia adelante, se crearon cinco millones de puestos de trabajo y España se convirtió en un país mejor, con más bienestar y más crédito exterior", recordó.
"El reto es volver a los tiempos mejores, a lo que fuimos hace poco, a crecer, a crear empleo, generar bienestar y recuperar el crédito internacional", dijo. Para lograrlo, defendió "apretarse el cinturón" pero "con sentido común", y garantizó que así lo van a hacer las instituciones gobernadas por el Partido Popular.


sigue la guerra. Las críticas de Rajoy fueron, una vez más, contestadas por los socialistas. La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, dijo ayer que la historia "reconocerá" la figura de José Rodríguez Zapatero como un político "valiente y comprometido con el bienestar de su país", y "retratará" al líder del PP.


El vicesecretario general de los socialistas, José Blanco, fue más duro y aseguró que el presidente del PP "ni siquiera será líder de la oposición" tras las elecciones generales, que se celebrarán en 2012. El ministro de Fomento acusó al PP y a su líder de ser "la vergüenza de Europa y de todos los europeos", al asegurar que prefiere "lo peor" para España "antes de apoyar al Gobierno" en las últimas medidas frente a la crisis.

  • 1