Local

Rajoy rechaza los planes de Zapatero y ve 'suicida' ser su 'cómplice'

Mariano Rajoy ya tiene una respuesta para la oferta de pacto anticrisis que le lanzó el presidente Zapatero el pasado miércoles en el Congreso de los Diputados: está dispuesto a hablar de educación y energía, pero no de economía. El motivo: considera "suicida" ser su "cómplice".

el 16 sep 2009 / 08:37 h.

TAGS:

Mariano Rajoy ya tiene una respuesta para la oferta de pacto anticrisis que le lanzó el presidente Zapatero el pasado miércoles en el Congreso de los Diputados: está dispuesto a hablar de educación y energía, pero no de economía. El motivo: considera "suicida" ser su "cómplice".

El presidente del PP, Mariano Rajoy, mostró ayer su disposición a dialogar con el Gobierno sobre educación y energía, pero ha negado el más mínimo apoyo a la actual política económica del Ejecutivo porque sería "suicida" el convertirse en "cómplice" de una gestión "errática". Rajoy aludió a la actual situación económica de España y a la forma en la que la está gestionando el Gobierno en la convención con alcaldes del PP que presidió en Segovia.

El líder del PP dedicó el grueso de su alocución a criticar las medidas del Ejecutivo y, especialmente, el anuncio de una subida de impuestos, y en una intervención plagada de frases irónicas se preguntó si el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha vuelto de derechas debido a que en su día dijo que bajar impuestos es de izquierdas.

A su juicio, la actuación del Gobierno ante la crisis se resume en "gastar lo que no hay y no hacer nada", y tras considerar la subida impositiva "una huida hacia adelante" ha criticado el "misterio" en el que está envolviendo el Ejecutivo qué impuestos piensa subir.

Ante los reproches de Zapatero de que el PP no colabora con el Ejecutivo en materia económica, le ha recordado que el jefe del Gobierno es el que gobierna y él le apoya en los asuntos que exige el interés general. "Pero el PP no puede ser cómplice de una política que planea una subida de impuestos de 15.000 millones de euros para pagar los errores de Zapatero", insistió antes de considerar que esa política "lleva al desastre" y sólo complicará la salida de la crisis.

Tras lamentar que el pasado miércoles, en el debate del Congreso, el presidente del Gobierno no manifestase la más mínima voluntad de rectificar su actitud, precisó que es muy difícil acordar cosas con quien se empecina en una política lesiva para los intereses generales. Además garantizó que su partido "va a dar la batalla de las corporaciones locales" y pidió al Gobierno que consolide 3.000 millones de euros del Plan E para que los ayuntamientos puedan atender sus gastos. No obstante, precisó que el PP siempre está dispuesto a dialogar y apoyar asuntos como la misión en Afganistán, la política antiterrorista, educación (aunque criticó Educación para la Ciudadanía) o energía.

Mientras tanto, la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, aseguró que los ciudadanos "saben" que el Gobierno socialista "desarrollará la mayor protección social de la historia" para "los que lo están pasando mal" y, frente a esta "política con mayúsculas", situó al PP, que "no tiene un minuto para arrimar el hombro". En la Fiesta de la Rosa de los socialistas gallegos, Pajín se mostró consciente de que la crisis "está haciendo que muchas personas lo pasen mal", por lo que consideró necesario que el PSOE "demuestre" que es "capaz de hacer política con mayúsculas".

  • 1