martes, 23 abril 2019
20:04
, última actualización
Local

Rajoy se aferra ya solo a su mayoría absoluta

El PP dice ahora que Bárcenas inventó los papeles' para justificar su fortuna.

el 15 jul 2013 / 23:06 h.

TAGS:

Por PILAR SANTOS y PATRICIA MARTÍN rajoy-declaracion-barcenasEn la campaña de las generales de noviembre del 2011, Mariano Rajoy repetía en cada mitin que quería que los españoles le otorgaran la mayoría absoluta para no convertirse en un títere en manos de Bruselas. En aquellos días, las autoridades europea habían colocado a dos tecnócratas en los gobiernos de Italia y en Grecia, y Rajoy se temía que si a la inestabilidad económica que sufría España se sumaba la política, él pudiera acabar cayendo. El 20-N, el líder del PP se impuso con una abrumadora mayoría absoluta y ahora, en estos momentos, esa superioridad en el Congreso de los Diputados es su mejor salvavidas, toda vez que su honorabilidad y credibilidad están muy tocadas por los SMS que se intercambió con el extesorero Bárcenas y el contenido de la declaración que el exsenador hizo ayer ante el juez. RESPUESTA ANOTADA. Rajoy, que compareció ayer en una rueda de prensa en la Moncloa, descartó dimitir tal como le reclama la oposición y dejó patente que esa mayoría absoluta es su mejor seguro de vida ante cualquier maniobra que se pudiera diseñar en la Cámara baja. “El gran valor que tiene en estos momentos nuestro país es la estabilidad política y voy a defender la estabilidad política y voy a cumplir el mandato que me dieron los españoles. Si otros quieren jugar a otra cosa, por una u otra razón, es su responsabilidad”, declaró el presidente, que llevaba anotado lo que quería decir de Bárcenas y así lo leyó. El jefe del Ejecutivo repitió varias veces que “el Estado de derecho no se somete a chantaje”. Fue la idea que quiso que calara. Según Rajoy, los SMS que se han publicado entre él y Bárcenas demuestran que “la Administración de Justicia, la policía judicial y la Administración Tributaria han actuado, actúan y seguirán actuando con absoluta independencia”. El presidente se refería a los mensajes en los que el extesorero le pedía que cambiara a varios funcionarios que trabajaban en el caso. Rajoy insistió en que no ha hecho ninguna “presión” o “sugerencia” y subrayó que “el juez, los policías y el personal de la Administración Tributaria” que llevan el asunto son las mismas personas que lo hacían antes del cambio de Gobierno. Y ante la falta de explicaciones que la oposición le achaca, afirmó que “el presidente del Gobierno no puede estar saliendo cada día al paso de todas y cada una de las insinuaciones, rumores e informaciones interesadas”. De hecho la escasez de respuestas que el jefe del Ejecutivo ha querido dar sobre el caso Bárcenas hizo que él mismo se refiriera al discurso que, el 3 de febrero, hace más de cinco meses, pronunció ante la cúpula de su partido. Rajoy recordó aquella “amplia comparecencia” en la que lo más relevante que dijo es que nunca había cobrado dinero en negro, una afirmación que ayer no hizo con tanta vehemencia. “Me ratifico en lo que dije”, se limitó a apuntar. La negación de los sobresueldos se la dejó el jefe del Ejecutivo a la secretaria general, María Dolores de Cospedal, que horas después rechazó tajante que hayan existido en el PP. La número dos de los populares fue también la encargada de hacer pública la nueva estrategia que va a seguir el partido. Cospedal dijo que las “calumnias e injurias” dichas por el exsenador, las pruebas entregadas al juez, los conocidos como papeles de Bárcenas, son una invención del extesorero para justificar los 48 millones descubiertos en Suiza, una explicación que la podría haber dado ya en enero.

  • 1