domingo, 17 febrero 2019
12:37
, última actualización
Local

Rajoy se queda sin coartada

Los líderes conservadores de la UE elogian las medidas que el PP repudia.

el 19 jun 2010 / 19:58 h.

TAGS:

El líder del PP, Mariano Rajoy.

Después de duros meses en los que ha tenido que hacer frente a la debilidad-credibilidad parlamentaria del PSOE y del Ejecutivo, a una profundización de la crisis en España y en la eurozona y a los rumores continuos de rescate de nuestro país; el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tenía que afrontar otras dos importantes reválidas esta semana: el último Consejo Europeo del semestre de la presidencia española de la Unión Europea (UE) y el encuentro con el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn.

Si el resultado de ambas citas dependía después del comportamiento de los mercados, ese ente que en los últimos tiempos encumbra o aniquila gobiernos, parece que Zapatero ha salido más que airoso: la Bolsa española lideró el viernes las subidas en Europa con un incremento del 2,2%, la prima de riesgo de la deuda del Estado bajó a su mínimo en dos semanas (186 puntos básicos) y el Tesoro no va a necesitar recurrir a los dichosos mercados para hacer frente a los pagos de deuda en el mes de julio.

Este voto de confianza supone para Zapatero un salvavidas en medio de su tormenta perfecta y un revés para el líder de la oposición y presidente del PP, Mariano Rajoy. Y no sólo porque en política mientras peor sea la suerte que corra tu contrincante, mejor es tu racha. El cierre de filas para con España y su economía que el presidente del Gobierno ha arrancado estos días a la comunidad internacional procede de los principales líderes conservadores europeos y, por tanto, teóricos aliados de Rajoy: el primer ministro británico, David Cameron; el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi; pero especialmente el presidente francés, Nicolas Sarkozy y la canciller alemana, Angela Merkel. Y todos, incluido el viernes el director gerente del FMI, han elogiado la "seriedad" de las "valientes" medidas tomadas por José Luis Rodríguez Zapatero, las mismas que Rajoy no se cansa de repudiar en España.

Apoyo europeo. Mientras que el presidente de los populares españoles califica en Melilla que la actuación del socialista es "de una incompetencia", Sarkozy afirma rotundo en Bruselas: "Tenemos confianza en las autoridades españolas, plena confianza" y Merkel apuntilla: "Hemos apoyado todas las medidas [tomadas por España] y considerado que son muy importantes, incluidas las que han sido tomadas en el mercado de trabajo".

Mariano Rajoy y su partido rechazaron el plan de recortes de puesto en marcha por Zapatero porque afecta a funcionarios, jubilados, futuras madres e inversión pública... pero es más o menos similar al que posteriormente han anunciado sus aliados europeos.

En estos momentos está pendiente de aprobación la reforma laboral, la que el PP aduce que se ha realizado por imposición.

Europa, el FMI y los mercados ya han dictaminado, ahora le toca a Rajoy decidir su voto y su estrategia.

  • 1