lunes, 17 diciembre 2018
15:29
, última actualización
Economía

Rajoy: "Si no hubiéramos hechos los deberes esto sería la intervención de España"

el 10 jun 2012 / 10:35 h.

Rajoy, durante su rueda de prensa en el palacio de la Moncloa.
El presidente niega que la "línea de crédito" a la banca desvíe el déficit y que esto vaya a provocar nuevos recortes. Casi 18 horas después de que se hiciese público el rescate del Eurogrupo de la banca española , el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dado las primeras explicaciones de lo que considera una buena noticia que beneficia a España y que obedece a un plan prefijado por su Ejecutivo. De hecho, considera que gracias a su gestión, que dio los frutos de esta ayuda a la banca de hasta 100.000 millones de euros, ha evitado "la intervención del Reino de España".

Rajoy asegura que para lograr el apoyo del Eurogrupo España ha tenido que ir cumpliendo otras metas, como control del gasto, la aprobación y el desarrollo de reformas estructurales y los primeros pasos reforma financiera. "Ganada la credibilidad entre nuestros socios y las entidades se logró lo de ayer. Dicho de otra manera, si no hubiéramos hecho en estos cinco meses lo hecho, lo que se habría planteado ayer es la intervención del Reino de España". Por ello, insiste en que lo conseguido es un éxito para España fruto de la gestión de su Gobierno y gracias a que "estamos haciendo los deberes" .
El presidente reiteró que no va "a entrar en debates nominalistas", pero que lo aprobado por el Eurogrupo no es un rescate. "Europa va a poner a disposición de las entidades financieras una línea de crédito que tendrán que devolver y que no tiene condicionalidad macroeconómica para nuestro país y sí obligación para las entidades". Y en contra de lo dicho el sábado por el ministro de Economía, Luis de Guindos, asegura que estas ayudas no varían a peor la previsión del déficit. "Pues no, esto no afecta en absoluto al déficit público y por tanto los planes del Gobierno no se cambian por esto", apostilló en relación a la posibilidad de tener que asumir nuevos ajustes, que desestimó de esta manera.

En cuanto a la cantidad necesaria para este rescate de la banca española, recordó que el Fondo Monetario Internacional apunta a un mínimo de 40.000 millones de euros, pero que hay que esperar al trabajo de los dos evaluadores independientes que están analizando la situación de las entidades financieras. "Cuando nos lo digan ya sabremos dónde estamos", apostilló, reiterando que "es importante que el Eurogrupo hable de 100.000 millones de euros , porque nos da un colchón, nos da seguridad y lanza un mensaje de tranquilidad a los mercados".

En este sentido, destacó que lo aprobado "responde a una petición nuestra" y que, por tanto, está "muy satisfecho". "A mí nadie me ha presionado, el que he presionado he sido yo, quería una línea de crédito y lo hemos resuelto a satisfacción. Ya me gustaría a mí saber por qué no se hizo esto antes, otros lo hicieron hace tres años, pero como todos sabemos las cosas son como son y no como nos gustaría que fuesen, ya me gustaría a mí que se hubiese hecho antes y no se hubiesen generado dudas sobre nuestro sistema financiero".

El presidente también ha insistido varias veces en que todo obedece a un plan prefijado, que todo está bajo control. "Conviene mantener la visión de conjunto y no perderse en los vericuetos del momento. Lo de ayer forma parte de un plan global para nuestra economía, de su puesta a punto para crear empleo", un plan para afrontar una "situación económica muy delicada" y que tiene tres patas: equilibrio presupuestario y saneamiento de las cuentas públicas de todas las administraciones, que habían gastado mucho más de lo que tenían; reformas estructurales en la economía española para mejorar su flexibilidad y competitividad; y en tercer lugar, la reestructuración del sistema financiero, "para que vuelva a fluir el crédito que es lo que permitirá que haya inversión y por tanto empleo".
"Se está recuperando la credibilidad, imagen y reputación de la economía española", sentido en el que hay que agradecer "el comportamiento ejemplar y la madurez de todos los españoles". "Son tiempos muy difíciles, pero el Gobierno sabe lo que hay que hacer y lo estoy haciendo. Quiero agradecer a los españoles que entiendan estas decisiones duras pero imprescindibles para salir, si se hubiesen tomado antes no hubiéramos llegado hasta aquí". "El Gobierno sabe perfectamente adónde va", remachó, aunque siempre recordando que ya en diciembre dijo que "la situación económica española era muy delicada, que no era posible hacer milagros y que a corto plazo no se iban a producir resultados".

Con la decisión del Eurogrupo, "ganó la credibilidad del proyecto europeo, el futuro del euro, la solidez de nuestro sistema financiero y, lo que más nos importa, la posibilidad de que vuelva a fluir el crédito y se cree empleo". Y es que a su juicio lo ocurrido es una buena noticia no sólo para España, sino para toda Europa: "Lo de ayer demuestra la importancia de la cooperación en España, a más Europa mejores resultados para todos. Ayer ganó la credibilidad del euro, el futuro del euro, la UE y la posibilidad de que pronto en España se puedan recuperar los niveles de créditos necesarios para mejorar inversión y empleo". De paso, se ha mandado "un mensaje nítido y claro: el euro es un proyecto irreversible". "Europa ha estado a la altura de las circunstancias, y eso es bueno para los españoles".

Eso sí, considera que todavía queda mucho por hacer. "Lo de ayer es un paso más de las muchas cosas que hay que hacer, y en la buena dirección. La situación es la que es, el Gobierno ha sido claro, ha presentado unos presupuestos que dicen que este año será malo". En esa línea, "lo que nadie puede pretender es que se resuelva un problema en unos pocos meses porque no es posible, vamos a hacerlo con la máxima celeridad posible. Y oiga, que a uno le den esta línea de crédito de 100.000 millones no es fácil de conseguir".

Por último, ha confirmado que estará en Polonia para ver el partido en el que España debuta en la Eurocopa. "Me voy porque es la selección campeona del mundo y de Europa, porque es bueno que el presidente esté con ellos y porque me invita el presidente de Polonia". No obstante, ha subrayado que "sin la situación resuelta no me iría" y que sólo estará fuera seis horas y media. "Me voy a las 14 y horas y vuelvo a las 21 horas, mañana estaré en La Zarzuela para la toma de posesión de nuevo gobernador del Banco de España". Resaltó, asimismo, que quizás fuera más cómodo quedarse viéndolo por televisión y que así además vería "el triunfo de Nadal" en la final de Roland Garros, pero que la selección "merece" este esfuerzo por su parte.

  • 1