Economía

Rajoy sobre los presupuestos: "No he tenido otra alternativa"

El presidente del Gobierno asegura que ha tenido que tomar medidas que no le gustan para corregir "errores del pasado".

el 02 abr 2012 / 14:29 h.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, admitió esta mañana ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP que en la confección de los Presupuestos Generales del Estado para este año han hecho cosas que tampoco le gustan al Gobierno, aunque lo justificó porque es imprescindible y no hay otra alternativa, debido a la herencia recibida del anterior Ejecutivo socialista.

Durante su intervención ante la dirección popular, Rajoy dijo que no deja de ser sorprendente las críticas que hace el PSOE a los Presupuestos, cuando los socialistas se comprometieron a que el déficit de 2011 fuera del 6% y, sin embargo, se elevó hasta el 8,5% .

Por ello, explicó que el Gobierno ha tenido que hacer cosas que no le gustan, pero no tenía más remedio para intentar corregir los errores del pasado y que la situación no vaya a peor, subrayando que de esta manera el Ejecutivo quiere dar una señal tanto a los socios europeos como a los prestamistas del Reino de España.

Asimismo, indicó que hay muchos españoles a los que no les gustan las medidas adoptadas, aunque insistió en que no hay otra alternativa.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este lunes ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP que tiene previsto ampliar su plan de lucha contra el fraude fiscal , que ya se anunció en enero, a la Seguridad Social y el cobro de la prestación por desempleo, dentro de las medidas que ha ido enumerando y que van a ser abordadas por el Ejecutivo o tramitadas en las Cortes Generales en los próximos meses.

"Vamos a intentar que todo el mundo cumpla con sus obligaciones y, si no lo hacen, tendrá la sanción que a cualquier persona normal y a cualquier demócrata le parece razonable", ha explicado Rajoy a su partido, aunque no ha ofrecido detalles de cómo va a desarrollar este plan.

Esta nueva medida anunciada por el jefe del Ejecutivo completa la anunciada el pasado mes de enero por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien adelantó la aprobación próximamente de un plan de prevención del fraude fiscal por el que se espera recaudar 8.171 millones de euros en 2012 y que se centrará fundamentalmente en la lucha de la economía sumergida y los paraísos fiscales.

En concreto, el plan operará en tres ámbitos: la intensificación en el lucha contra los incumplimientos tributarios, la mejora del control en la fase recaudatoria y la colaboración de la Agencia Tributaria con los organismos fiscales de las comunidades autónomas y la Seguridad Social.

Tal y como ya explicó Sáenz de Santamaría el 5 de enero tras un Consejo de Ministros, el Gobierno limitará con este plan el uso de efectivo en determinadas transacciones financieras para que aflore parte de la economía sumergida .

También facilitará a los contribuyentes el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y se pedirá información fiscal a los países que antes eran considerados paraísos fiscales, como Andorra, Panamá, Bahamas y las Antillas holandesas, al tiempo que se impulsará la firma de nuevos convenios para la erradicación de otros paraísos fiscales.

Además, se intensificará el control sobre ciertos sectores más ligados a la economía sumergida, se adelantará la intervención de los órganos de recaudación en los procedimientos de gestión tributaria, y se impulsará una mayor colaboración entre administraciones tributarias del Estado y las comunidades autónomas, incluidas las haciendas forales, para el intercambio de información, entre otras medidas.

  • 1