martes, 19 febrero 2019
00:48
, última actualización
Local

Rajoy: "Un gobierno de coalición presidido por el señor Zapatero es hoy en día impensable"

El líder del PP aseguró hoy que "no  aceptaría" esta opción porque no cree en el jefe del Ejecutivo ni  en sus políticas económicas.

el 25 jun 2010 / 09:18 h.

TAGS:

Rajoy, rodeado de Aguirre, Cospedal, Ruiz Gallardón, Mato y Montoro.

El líder del PP, Mariano Rajoy, rechazó hoy la posibilidad de  formar un gobierno de coalición presidido por José Luis Rodríguez  Zapatero porque, según recalcó, no cree en el jefe del Ejecutivo ni  en sus políticas económicas. "Un gobierno de coalición presidio por  el señor Zapatero hoy en día es impensable", enfatizó.

Rajoy hacía esta declaración durante un encuentro informativo  organizado por el Foro Nueva Economía, al que acudió la plana mayor  del PP y numerosos representantes del mundo empresarial.

"Yo no aceptaría un Gobierno de coalición presidido por el señor  Rodríguez Zapatero porque no creo en el señor Rodríguez Zapatero ni  en las políticas que ha llevado a cabo a lo largo de estos últimos  años. Y no veo que tenga ningún proyecto político para resolver los  problemas que en este momento existen en nuestro país", afirmó  tajante el líder de la oposición.

A FAVOR DE ACUERDOS EN TEMAS DE ESTADO

Eso sí, señaló que sí que apuesta por que en los "asuntos de  estado" haya un acuerdo entre los dos grandes partidos, al que puedan  sumarse también otras fuerzas políticas. Según subrayó, el PP  "siempre" ha creído en los pactos de Estado en temas como el modelo  territorial, la lucha contra el terrorismo, la justicia o las  pensiones.  

Sin embargo, acusó al Ejecutivo socialista de haber provocado la  ruptura de algunos de esos grandes acuerdos, al promover de forma  unilateral medidas como la aprobación del Estatuto catalán o la  congelación de las pensiones. Recordó que en la pasada legislatura  también el PSOE rompió el Pacto Antiterrorista al negociar con ETA  "aunque luego por fortuna se produjo una rectificación".

Rajoy afirmó que en España "son necesarios" este tipo de acuerdos  y se comprometió a "ofrecerlos" si llega al Palacio de la Moncloa.  "Ahora bien, la regla básica de la democracia es que hay quien  gobierna y quien lógicamente es alternativa al Gobierno y controla al  Ejecutivo. Pero eso es absolutamente compatible con la existencia de  pactos de Estado que creo que son absolutamente necesarios y más en  un momento como éste que estamos viviendo", precisó.

"NECESARIO UN CAMBIO DE RUMBO"

En su intervención, Rajoy citó como primera prioridad reducir de  manera "drástica" el déficit del sector público, así como "afrontar  con todas sus consecuencias la reestructuración del sistema  financiero". Esos dos objetivos, prosiguió, deben ir acompañados de  un plan de reformas "inaplazables" para "volver a una sólida senda de  crecimiento sostenido y estable", crear empleo y devolver a España su  "reputación internacional".

Entre esas reformas citó la del sistema educativo; la reforma  fiscal con una "rebaja selectiva de impuestos"; la reforma del  mercado de trabajo, que incluya cuestiones como la formación  profesional, el absentismo y la negociación colectiva; reformas  institucionales; la reforma del sistema energético; y una reforma de  las administraciones públicas que apueste por "una cura de  adelgazamiento".

Rajoy afirmó que estas reformas necesitan el respaldo de una  amplia mayoría parlamentaria y, "cuando menos, el de las dos grandes  fuerzas políticas", pero sobre todo "un escenario temporal más  dilatado" del que dispone Zapatero. "A este Gobierno no sólo le falta  tiempo sino sobre todo credibilidad", resaltó.

En este punto, aseveró que el PP está preparado "para asumir la  responsabilidad de Gobierno en cualquier momento". "La cuestión no es  si podemos hacerlo o no, la cuestión es cuándo lo vamos a hacer",  apuntó, para agregar que "hasta que ese necesario cambio de rumbo no  se produzca" el PP seguirá planteando si alternativa y reclamando las  medidas que necesita España.

CRITICAS A CiU Y SU "SENTIDO DE ESTADO"

En el coloquio posterior, el líder de la oposición justificó el  voto en contra del Grupo Popular al decreto de recortes sociales que  se aprobó hace un mes en el Congreso alegando que es "inaceptable la  congelación de las pensiones".

Recordó que Zapatero ganó esa votación por un sólo voto (gracias  a la abstención de CiU, UPN y CC) y destacó que si hubiera perdido  esa votación las dos "únicas alternativas" que tenía eran someterse a  una cuestión de confianza o convocar elecciones anticipadas.  "Cualquiera de esas dos salidas daría mucha más seguridad y  certidumbre que la situación en la que estamos ahora, que no sabemos  con quién quiere pactar y si va a poder hacerlo", enfatizó.

Y en este punto, aprovechó para criticar a CiU por abstenerse en  el decreto de ajustes alegando "sentido de Estado". "El sentido de  Estado de algunos consiste en que no quieren que coincidan las  elecciones en Cataluña con las elecciones generales", advirtió.

LA CUPULA DEL PP Y NUMEROSOS EMPRESARIOS

La plana mayor del PP arropó a Rajoy en este encuentro económico.  Así, estaban presentes la secretaria general, María Dolores de  Cospedal; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre;  el alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón; la portavoz  parlamentaria en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría; la  vicesecretaria de Organización, Ana Mato; y el presidente de Caja  Madrid y ex vicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato. Todos ellos  posaron conjuntamente antes del inicio del acto.

También asistieron el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán;  y el presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández, así  como Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), Angel Cano (BBVA), Luis del  Rivero (Sacyr Vallermoso), José María Entrecanales (Acciona) o  Baldomero Falcones (FCC), entre otros.

  • 1