lunes, 19 agosto 2019
16:38
, última actualización
Local

Rajoy ve "patético" a Sánchez que ofrece "un cambio de esperanza"

Un bronco debate en el que el presidente dudó del liderazgo del secretario general del PSOE.

el 24 feb 2015 / 23:29 h.

TAGS:

Sánchez_Rajoy_02El primer cara a cara en un debate del Estado de la Nación entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, fue tremendamente brusco. Rajoy dirigió duras críticas contra Sánchez, al que llegó a calificar de «patético», mientras que el líder del PSOE presumió de ser un «político limpio», que ofreció a los españoles una «salida a la izquierda» para un «cambio seguro y esperanzador». «No vuelva usted aquí a hacer ni a decir nada. Ha sido patético», espetó Rajoy al líder de los socialistas, al que acusó de no haber «dado la talla ni de lejos», tras reprocharle que acudiera al debate con la replica escrita. El esperado encuentro entre Rajoy y Sánchez, que se estrenó ayer en el debate sobre el Estado de la Nación, sirvió al presidente para minar a su rival con comentarios alusivos a su liderazgo no consolidado: «Y eso que yo me lo tomo a usted mucho más en serio que muchos de los suyos. Y mi trabajo me cuesta». Rajoy afirmó que después de escuchar a Sánchez parece que «piensa más en el señor (Pablo) Iglesias que en los problemas de España» e insistió en que su discurso no era propio de un partido que pretende ser alternativa de Gobierno». Sánchez, que entró menos en el cuerpo a cuerpo que el presidente, atribuyó el «tono displicente» de Rajoy a su «incapacidad para verse a sí mismo» y recurrió a las encuestas para aconsejarle que «no mire por encima del hombro a nadie». El representante socialista hizo también hincapié en que no iba a admitir «ninguna lección» de un presidente que no ha asumido su «responsabilidad» por el caso Bárcenas: «Yo soy un político limpio, lecciones de usted, ninguna», le ha dicho, tras recordarle en varias ocasiones sus «mensajes cariñosos» con el extesorero del PP. «Por usted no pone la mano en el fuego ni la señora Aguirre», recordó Sánchez jaleado por los suyos. El líder del PSOE, que situó al Gobierno de Rajoy en la «derecha de siempre», ofreció a los españoles una «salida a la izquierda», frente a la “resignación” a la que, ha afirmado, intenta llevarles el PP. «Los españoles saben que hay una salida a la izquierda, un cambio seguro y esperanzador», afirmó, tras llamar a los ciudadanos a «no resignarse con la recuperación falsa para unos pocos porque es posible la recuperación justa para todos». El enfrentamiento entre Rajoy y Sánchez fue lo más llamativo de un debate del Estado de la Nación que en su primera jornada duró casi siete horas, concluyendo cerca de las 21.30 horas. Pero en el día de ayer también intervinieron el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida; los representantes de Izquierda Plural, Alberto Garzón (IU) y Joan Coscubiela (ICV); y la portavoz de UPyD, Rosa Díez. Todos los miembros de la oposición tuvieron duros reproches hacia el equipo de Gobierno, que fueron también contestados con mucha contundencia por Rajoy, aunque los dados más duros los lanzó hacia Garzón y la líder de UPyD. De Garzón cuestionó su bagaje y experiencia y reprochó que en IU se crean los únicos perfectos. Mientras que a la líder de la formación magenta le solicitó que sea «más modesta» y «menos soberbia» e ironizó sobre las malas expectativas electorales que auguran las encuestas a este partido y sobre las disensiones existentes en la formación. A Durán i Lleida le repitió que está dispuesto a discutir el documento con las 23 medidas económicas que le entregó Artur Mas en su última reunión en La Moncloa, pero no sobre la unidad de España o sobre la soberanía nacional, «que conmigo no cuenten para hablar de la unidad de España, ni de la soberanía nacional, ni de la igualdad de derechos entre españoles. Para eso no cuenten; para todo lo demás, sí», remarcó Rajoy en su réplica.

  • 1