Local

Rajoy ‘vende’ el 22-M "menos prohibiciones y más libertad"

Camps, ovacionado por sus compañeros, firma el manifiesto contra la corrupción.

el 05 mar 2011 / 16:24 h.

TAGS:

El presidente del PP, Mariano Rajoy, clausuró ayer la convención autonómica celebrada en Palma de Mallorca con un discurso de corte neoliberal. Entre grandes ovaciones el líder popular apostó por "menos regulación, menos imposiciones, menos prohibiciones, menos meterse en la vida de la gente y más libertad" ante las elecciones municipales y autonómicas del próximo 22 de mayo.

Rajoy pidió a sus comunidades autónomas que sean "locomotoras" del cambio y "preparen el camino" de la recuperación económica porque, ante un Gobierno central "desnortado", ya no queda tiempo. "Y no se puede esperar a las elecciones generales, hay que empezar ya, ése es nuestro reto", exclamó. El líder gallego aprovechó la sesión de clausura de la convención autonómica para presentar a sus candidatos a los comicios de mayo y su programa electoral: empleo, la austeridad, la simplificación normativa y la regeneración democrática serán las prioridades. Dicho esto, afirmó rotundo que el objetivo prioritario del PP es la creación de puestos de trabajo porque "crear "es una urgencia nacional". A continuación, enumeró los principios de su partido, empezando por la "austeridad". Se trata, explicó, de "cuidar y tratar con respeto el dinero del contribuyente, al que le cuesta mucho ganarlo", así como de contener el gasto público. En este punto, Rajoy defendió la necesidad de "poner a dieta a todas las administraciones", reduciendo el "gasto superfluo", así como el número de asesores, personal de confianza y altos cargos.el manifiesto.

Asimismo manifestó que el PP quiere dar más relevancia a la sociedad, porque los españoles son "los motores del progreso y los que crean riqueza". Y apuntó que su partido no aspira a sustituir a la sociedad "sino a desarrollar el mejor gobierno". "Cuando decimos más sociedad decimos menos regulación, menos imposiciones, menos prohibiciones, menos meterse en la vida de la gente y más libertad", enfatizó recibiendo una ovación.

En este contexto, tuvo duras críticas para los socialistas, quienes, a su juicio, "presumen de hacer políticas sociales que no hacen". "Creen que se pueden hacer sin crecimiento o sin empleo. O mienten o no saben lo que hacen, y así les va", exclamó, para insistir que el PP lo que va a hacer es "una apuesta por la gente, por las personas y por la sociedad". Unos objetivos, incluido el de la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción, que están recogidos en el programa-marco del PP para las elecciones del 22-M y que firmaron ayer todos los candidatos. También el presidente valenciano, Francisco Camps, imputado por el caso de los trajes que presuntamente le regaló la trama Gürtel y pendiente de una investigación por presunta financiación ilegal de su formación.

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado para él una multa de 41.250 euros por un presunto delito continuado de cohecho. Precisamente, Camps recibió un fuerte aplauso de los asistentes a la convención, sobre todo de los dirigentes valencianos. El president, que el viernes acaparó el protagonismo tras su foto con Mariano Rajoy, llegó tarde a la clausura y entró al recinto cuando el vicesecretario de Política Territorial, Javier Arenas, ya estaba presentando el manifiesto.

  • 1