lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

Rajoy vuelve a culpar a Zapatero de los efectos de la crisis

El presidente del PP, Mariano Rajoy, culpó el viernes al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de la falta de "confianza" para remontar la crisis económica y urgió a acometer una reforma laboral y a bajar varios impuestos, como el de sociedades y la Seguridad Social.

el 15 sep 2009 / 21:57 h.

TAGS:

El presidente del PP, Mariano Rajoy, culpó el viernes al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de la falta de "confianza" para remontar la crisis económica y urgió a acometer una reforma laboral y a bajar varios impuestos, como el de sociedades y la Seguridad Social. En la clausura de la convención económica organizada por el PP, en Alicante, Rajoy reiteró que la crisis económica es hoy "la mayor preocupación de los españoles" y achacó esta situación a "un problema de confianza" en las políticas de Rodríguez Zapatero.

Según el líder del PP, "con el Gobierno que tenemos es imposible recuperar la confianza porque ha engañado a la gente muchas veces y no tiene un horizonte claro, se ignora qué quiere hacer y genera muy poca confianza en la sociedad española".

Tras recordar que los socialistas han recibido "la mejor herencia económica" de la democracia, en 2004, señaló que la "inacción" del Gobierno se resume en que Zapatero cree "que con talento y una sonrisa, que cada vez está más estropeada, vas a arreglar todo" aunque advirtió de que "no es así".

Soluciones. Entre las soluciones del PP, instó a una reforma laboral, bajar el impuesto de sociedades, que en Portugal está en el 12% por el 25 en España, disminuir las cuotas a la Seguridad Social y "exigir a las entidades que pongan recursos en manos" de las pymes, las familias y los autónomos. De la reforma laboral, señaló que, al igual que ocurrió en 1996, es necesaria aunque actualmente las conversaciones entre sindicatos y empresarios sólo generan "frustración". Afirmó, en definitiva, que la culpa es del presidente por no presentar "una propuesta encima de la mesa" y por no implicarse en lograr que se apruebe.

  • 1