Local

Rajoy vuelve a negarle a Andalucía la inversión que blinda el Estatuto

Las cuentas públicas, que incumplen por segundo año la ley autonómica, destinan a la región 1.632 millones para infraestructuas, un 15,3% del conjunto del país.

el 29 sep 2012 / 12:15 h.

TAGS:

El consejero de Economía, Antonio Ávila.
Los Presupuestos Generales del Estado para 2013, que ayer se registraron en el Congreso, recortan por cuarto año la inversión pública en Andalucía (219 millones menos que en 2012) e incumplen por segundo año consecutivo el Estatuto. Al diseñar las cuentas del conjunto del país, el Gobierno de Mariano Rajoy no se siente "condicionado ni comprometido por una norma autonómica", aunque ésta tenga rango de ley orgánica. Así, el Presupuesto para el próximo ejercicio destina a Andalucía 1.632,84 millones de euros correspondientes a la inversión real del Estado en las regiones, lo que supone un 15,3% del conjunto del país, dos puntos por debajo de lo que fija el Estatuto (17,8%). La ley autonómica, en su Disposición Adicional Tercera, establece que "la inversión estatal en la comunidad será equivalente al peso de la población andaluza sobre el conjunto del Estado": un 17,8%. El incumplimiento de esa clausula hará que Andalucía reciba 267 millones menos de lo que le corresponde por ley. La Junta entiende que las cuentas "discriminan" a la comunidad, "pisotean los derechos de los andaluces" y "golpean de lleno los servicios públicos fundamentales".

 

Es la segunda vez que el Gobierno de Rajoy se desentiende del Estatuto. En los Presupuestos de 2012, aprobados en abril, la inversión estatal por habitante en Andalucía se quedó en el 14,6% del total, 408 millones menos de lo previsto por ley. El consejero de Economía, Antonio Ávila, compareció ayer media hora después de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, presentara en las Cortes los Presupuestos. Ávila denunció que el incumplimiento estatutario del Gobierno en los ejercicios de 2012 y 2013 suman una deuda de 675 millones.

El titular de Economía ni siquiera se detuvo a valorar el desplome de la inversión directa del Ministerio de Fomento en esta comunidad, que cae un 32,2% respecto al presente ejercicio (424 millones). "No cuestiono si la inversión es mucha o poca, puedo entender que la situación es difícil. Pero a Andalucía le correspondía de la tarta lo que establece el Estatuto, y no es lo que recibimos", advirtió.

Desde que se aprobó el Estatuto, en 2007, el Gobierno central siempre ha cumplido la clausula que le obliga a equilibrar el gasto en inversión con la población andaluza. Los Presupuestos de 2008, 2009, 2010 y 2011 -todos gestionados por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero- incluían ese porcentaje del 17,8% del total de inversión pública para Andalucía. Cuando el Estatuto entró en vigor, la inversión en la comunidad se disparó un 21%, llegando hasta los 4.345 millones. A partir de ese año, la asfixia económica se hizo más angosta y la burbuja inmobiliaria más evidente. Zapatero siguió cumpliendo la cláusula sobre el papel, pero al término del ejercicio, gran parte del dinero consignado para infraestructuras no se había ejecutado. En los últimos días de la pasada legislatura, Junta y Gobierno acordaron en una comisión bilateral que la deuda estatal por el déficit inversor en Andalucía en los ejercicios de 2008 y 2009 alcanzaba los 1.504 millones.
Tras las elecciones, el Gobierno de Rajoy no sólo se negó a hacerse cargo de esa deuda. También se sintió liberado de cualquier compromiso de pago que emanase del Estatuto. El secretario de Estado de Hacienda, Antonio Beteta, envió una carta a Ávila para dejarlo claro. La misiva se acogía a una sentencia del Tribunal Constitucional, que sostiene que el Estatuto de Autonomía "no puede tener en modo alguno (...) efectos directamente vinculantes para el Estado, y deja claro que las comunidades no pueden dirigir las inversiones estatales.

Ese argumento, que se aplicó en 2012, sigue presente en las cuentas de 2013. Tampoco el resto de comunidades cuyos Estatutos incluyen clausulas parecidas a la andaluza han recibido el dinero previsto. Cataluña, cuyo porcentaje de inversión depende del PIB que aporta al conjunto (19%), recibirá un 11,9% del total.

El Estatuto andaluz obtuvo el respaldo de PSOE, PP e IU, y la clausula que blinda las inversiones del Estado en la región fue consensuada por los tres grupos. Ávila se dirigió ayer al presidente de los populares en Andalucía, Juan Ignacio Zoido, para que "hiciera valer su peso" en Madrid, e instara al Gobierno a cumplir con el Estatuto. Los populares andaluces ya se vieron en esta tesitura con las cuentas de 2012, pero entonces contabilizaron la inversión de otra forma, y aseguraron que el Gobierno sí había cumplido. Ávila se anticipó ayer al argumento del PP-A, y les pidió que no hicieran "trampas". En los Presupuestos, la partida de inversión destinada a las comunidades está dividida en dos montantes: una es la inversión que sale directamente de los ministerios, y otra la de los entes públicos, que es la más cuantiosa, porque incluye los proyectos de Aena (aeropuertos), Adif (líneas ferroviarias), Puertos del Estado, etc... El primer porcentaje, el que contabilizó el PP en 2012, supone el 18,2% del total, de ahí que los populares defendieran el cumplimiento del Estatuto. Pero al hacer la media con la segunda partida, el resultado en el conjunto del dinero para infraestructuras andaluzas se queda en ese 15,3%, inferior a lo que dice la ley.

Zoido, que se encontraba ayer en el Congreso Provincial del PP de Córdoba, defendió alas cuentas del Estado, reconoció que eran "austeras", pero que garantizaban los servicios básicos y el "empleo de mañana". No hizo ninguna valoración sobre el dinero que recibirá Andalucía, y criticó a la Junta por "confrontar" con el Gobierno de Rajoy.

El Estatuto y la deuda por inversión traen al presente el mismo escenario de tensión entre Gobierno y Junta que se vivió en Andalucía en los años de José María Aznar, cuando el entonces presidente del PP ignoraba el censo real andaluz. Con el primer incumplimiento del Estatut, en los Presupuestos de 2012, la Junta manifestó su clara intención de estudiar vías legales e incluso recurrir las cuentas del Estado ante el Tribunal Constitucional. Al consejero de Economía no le parecía factible ayer esa opción: "Hay que saber si es recurrible un acto político aprobado por las Cortes", dijo. Ávila sí insistió en que la Junta presionará al Gobierno "por la vía política e institucional" para que cumpla.

 

Un 54,2% menos del Fondo de Suficiencia. Andalucía recibirá el próximo año 667,39 millones de euros con cargo al Fondo de Suficiencia Global, un 54,2% menos con respecto a los 1.458,78 millones presupuestados para 2012 y el 14,92% de los 4.472 millones de euros totales, según el proyecto de Ley de Presupuestos. El Fondo de Suficiencia es el mecanismo de cierre del sistema de financiación que cubre la diferencia entre las necesidades de financiación de cada región y la suma de su capacidad tributaria y la transferencia del fondo de garantía.

El Fondo Interterritorial se queda en mínimos. Los 204,6 millones que recibe Andalucía del Fondo de Compensación Territorial, una partida que busca corregir desequilibrios económicos entre comunidades, supone "menos de la mitad de lo que en promedio fue dotado este fondo en la anterior legislatura". El consejero Ávila recordó al PP-A que "igual que en su día valoró como muy poco aquello, que era el doble de lo que hoy nos han dado, tenga responsabilidad para con Andalucía" y eleve una queja al Gobierno de Rajoy.

La inversión directa de Fomento cae un 32,2%. La inversión directa del Ministerio de Fomento en infraestructuras en Andalucía será en 2013 de 424.121.820 euros, lo que supone un 32,2% menos con respecto al presente ejercicio, según el proyecto de PGE. De acuerdo a los datos, la inversión más cuantiosa del departamento de Ana Pastor es la correspondiente a la dirección general de Carreteras, que supera los 397,7 millones de euros, frente a los 455,6 previstos para 2012. Dentro de ella destaca la asignación que se destina al segundo puente de acceso a Cádiz, 68,3 millones de euros, frente a los 41,2 presupuestados para 2012. El Ministerio de Hacienda señala además, que la obra recibiría en 2014 en torno a 52,7 millones de euros.

  • 1