Local

Rajoy y Feijóo hacen dos campañas paralelas para el 1-M gallego

La trama de corrupción que está salpicando al PP ya ha contaminado la campaña para el 1 de marzo. Todo apunta a que el candidato popular a la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se está distanciando de la imagen de marca del partido y por eso Rajoy y él hacen campañas paralelas.

el 15 sep 2009 / 22:40 h.

TAGS:

La trama de corrupción que está salpicando al PP ya ha contaminado la campaña para el 1 de marzo. Todo apunta a que el candidato popular a la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se está distanciando de la imagen de marca del partido y por eso Rajoy y él hacen campañas paralelas.

El PP de Galicia celebró ayer en Pontevedra su mitin electoral más multitudinario, un acto que contó con la asistencia de unas 12.000 personas y en el que coincidieron por primera vez desde el pistoletazo de salida de la campaña el candidato a la Presidencia de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el presidente nacional del PP, Mariano Rajoy.

Aunque el líder nacional estuvo toda la mañana en Galicia y, tras un acto en Ourense, pronunció dos mítines en las localidades ourensanas de Amoeiro y Bande, él y Feijóo no se vieron hasta por la tarde y tuvieron agendas bien distintas. Esta fórmula será habitual hasta el domingo electoral y, aunque en los actos centrales de campaña estarán juntos, en otros harán caravanas paralelas.

Todo apunta a que las campañas paralelas tienen la intención de distanciar a Feijóo de la imagen de marca del PP, ya que en Galicia los populares tienen posibilidades de lograr una mayoría absoluta y no quieren que el escándalo de corrupción de Madrid y Valencia les perjudique.

En este sentido, el líder de los populares gallegos se mostró ayer "orgulloso" de formar parte del PP pero aseguró que, a pesar de ello, gobernará "sin siglas" si el próximo 1 de marzo obtiene la victoria electoral, convencido de que ser presidente de la Xunta "no es un título nobiliario". "Mis siglas son Galicia", dijo.

Ayer, Rajoy evitó referirse a los supuestos casos de espionaje en su partido en Madrid ni a la trama de corrupción que investiga la Audiencia y se limitó a definir como "candidato de primera división" al cabeza de lista del PP por A Coruña, Carlos Negreira, cuya actuación cuando estaba al frente de Puertos de Galicia está investigando el Tribunal de Cuentas.

El presidente del PP dejó claro ante unas 12.000 personas que "nadie va a amedrentar" a su partido y pidió "fe" en la victoria.

Porque ahora los gallegos han podido recordar, bajo su punto de vista, "cómo gobiernan estos que dicen que gobiernan". Y por eso urgió a los asistentes al mitin de Pontevedra a no perder "ni un solo minuto" y a dar la batalla por todos y cada uno de los votos", porque eso hará al PP "absolutamente invencible".

  • 1