domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Deportes

Ramos, de la mofa al elogio en 11 metros

El sevillano dice que los chistes que hicieron de él por la Champions 'me tocaron el orgullo'.

el 29 jun 2012 / 19:36 h.

Los jugadores de la selección española de fútbol Sergio Ramos (d) y Cesc Fábregas durante la rueda de prensa que ofrecieron hoy.

Sergio Ramos llega a la final de la Eurocopa 2012 consagrado como uno de los mejores centrales del mundo y como el gran protagonista de la tanda de penaltis de semifinales, ante Portugal, cuando sacó a relucir su personalidad para convertir la burla por fallar con su club, en elogio al chutarlo "a lo Panenka".

No ha cesado de recibir felicitaciones en su móvil. Tantas como chistes se crearon sobre su fallo en semifinales de Liga de Campeones ante el Bayern de Múnich. Ese disparo a la grada del Santiago Bernabéu hundió las esperanzas de la 'décima' y nuevamente le convirtió en el centro de la mofa de todo el país.

Sergio no entiende las razones. Un día antes, Leo Messi había chutado un penalti en semifinales al larguero. En esa misma tanda, a Cristiano Ronaldo se lo detuvo el alemán Manuel Neuer. De los dos mejores jugadores del mundo no hubo chistes. Cada viñeta. Cada ironía se le quedó grabada a fuego. "Se hablaron muchas cosas y a uno, como futbolista, le toca un poco el orgullo", admite.

España se jugaba su presencia en la final de Kiev. La posibilidad de seguir haciendo historia y tener en su mano la opción de ser la única selección que conquista la triple corona. La tanda iba igualada tras el fallo de Xabi Alonso y la parada de Iker Casillas a Moutinho. Y entró en escena Sergio. "En ese momento, camino de la portería sólo pensé en cómo pegarle", admite a Efe el andaluz.

Fue firme y con decisión a por el balón mientras no hubo un aficionado en España tras la televisión y entre los 1.500 que se mordían las uñas en el Donbass Arena, que no recordó la escena ante el Bayern. "No te da tiempo a pensar en nada del exterior. Andas pensando lo que había hecho el portero en los anteriores lanzamientos. Tenía decidido como hacerlo", añade.

Tanto que se lo había dicho a sus mejores amigos del equipo y al seleccionador Vicente Del Bosque. Y lo hizo. En una muestra de su personalidad. Sobrado de carácter para asumir que podía ser un héroe si marcaba o recibir un sinfín de comentarios que le amargarían su inicio de vacaciones si fallaba porque el portero se quedaba quieto en el centro de la portería. Asumió el riesgo. Como 'torero' que es. Y limpió de un plumazo el aluvión de críticas. Mandó un mensaje a los que le acusaron de falta de técnica para golpear.

A él, que cada semana pasa uno de los mejores momentos ensayando faltas, nuevos golpeos, y penaltis. Que siempre más que defender le gustó marcar un gol sin olvidar nunca sus inicios de delantero. Cuando sus padres, José María y Paqui, le veían en la grada. Como se repitió en el Donbass Arena, donde gritaron al cielo con la liberación de quitarse de encima los malos momentos.

"No chuté así por demostrarle nada a nadie. Era un tema personal, de estado anímico y confianza. A pesar de lo que me ocurrió en Liga de Campeones con el Real Madrid, lo que me ha llevado a ser un futbolista diferente es mi forma de pensar, de levantarme de todo", asegura.

"Tanta gente estaba esperando mi fallo..., pero es algo que nunca me ha afectado personalmente. Como profesional evidentemente sí. Me gusta superarme, seguir creciendo como futbolista y asumir responsabilidades como la del otro día", añade.

En su mente ya se ha cerrado ese capítulo. Siempre el equipo por encima de las individualidades. Sin parar a pensar que es el central de la Eurocopa, que salvo un error en el estreno ante Italia del que se rehizo con Mario Balotelli, ha estado impecable en todos los partidos. Que es clave para que España sea la menos goleada, con un tanto, y ésta sea la base de su éxito.

"He recibido muchos mensajes y felicitaciones por el penalti, pero ya es pasado, queda como anécdota. Soy el primero que lo disfruta y se alegra de que haya ocurrido de esa manera pero paso página. El mérito es de todos, del conjunto y no hay que quedarse en una simple anécdota como es el penalti, que personalmente el día de mañana sí lo pienso recordar. Nos centramos en la final porque no podemos vivir del ayer. Haremos todo lo posible por ganar", sentencia.

  • 1