Cofradías

Reabre la histórica parroquia de Bellavista tras ocho años de cierre

El templo del Sagrado Corazón de Jesús se clausuró en 2006 ante el pésimo estado de su estructura. En su restauración se han invertido 300.000 euros

el 28 nov 2014 / 13:00 h.

parroquia-BellavistaDe la enorme ilusión que abrigaba el barrio de Bellavista por ver reabierta su histórica parroquia hablan escenas como las de esas abuelas que han aportando y siguen aportando «cinco euros» de su pensión, «lo poco que tienen», por ver cumplido ese sueño. Tras más de ocho años de obligado cierre, la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Bellavista reabría este pasado domingo sus puertas con una multitudinaria ceremonia presidida por el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo Pelegrina. Situada en el corazón de este populoso barrio, la parroquia más antigua de las dos con las que cuenta Bellavista se vio obligada a clausurar sus cultos y cerrar sus puertas en el año 2006 tras un demoledor informe de la Gerencia de Urbanismo que alertaba del pésimo estado de su estructura, dañada hasta en un 80 por ciento, lo que llevó al Arzobispado de Sevilla a plantearse incluso su demolición. Las obras de restauración y rehabilitación que han posibilitado su reapertura comenzaron el pasado mes de diciembre, unas tareas que ha desarrollado la empresa Brisol y en las que se han invertido en torno a 300.000 euros, de los que 250.000 han sido aportados por la Archidiócesis. La propia parroquia afrontará la cantidad restante, para lo que ha suscrito un crédito a veinte años «que iremos pagando poco a poco», relata su párroco, Antonio Godoy. Según explica Miguel Ángel García, jefe de obra, la restauración ha comprendido la impermeabilización de las cubiertas del templo, el picado de los paramentros exteriores y la realización de una zanja perimetral para evitar que la humedad afecte a sus muros por capilaridad, la instalación de una nueva red de iluminación y el arreglo de los artesonados de madera de su interior. Asimismo se ha dotado a la iglesia de un sistema contraincendios y se ha embellecido su acceso mediante la sustitución de unas fábricas de ladrillo por dos columnas de mármol, ampliando este espacio con idea de que pueda permitir la salida procesional de un paso. Tan mal se encontraba el templo que ha sido necesario sustituir el paraguas de vigas de madera «podrida» que servía de estructura portante al ábside por otro de vigas metalicas. Hasta la parroquia del Sagrado Corazón ya han sido trasladadas las imágenes titulares de la suspendida hermandad penitencial de Valme, el Señor de la Misericordia, obra de Dubé de Luque, y la Virgen gloriosa de Valme, «que es la devoción de todo el barrio», refiere Antonio Godoy, un hombre clave en este logro desde que en septiembre de 2012 aterrizara en Bellavista como nuevo párroco del templo. Durante todo este tiempo  las misas de diario se han celebrado primero en un aula de los salones parroquiales y luego en la también rehabilitada capilla del sagrario, mientras que las eucaristías dominicales, que requerían de mayor aforo, han tenido lugar en el salón del bailaor Pepe Moreno, «que durante dos años ha puesto gratuitamente a disposición de la parroquia el salón de su asociación cultural». Considerado uno de los edificios más singulares de Bellavista, las obras de la parroquia, bajo diseño del arquitecto Aurelio Gómez Millán, se iniciaron en el año 1942, contribuyendo a su construcción muchos vecinos del barrio con sus propias manos. Se concluyó en 1948 aunque no fue hasta 1951 cuando fue erigida como parroquia.

  • 1