Economía

Reabren esta semana parte de los astilleros de Sevilla

El propietario de Astilleros de Cotnsa Huelva ha invertido 500.000 euros en la apertura de los astilleros para la reparación y construcción de grandes barcos. Podrían tener trabajando "mínimo 100 personas de media, entre empresa principal y auxiliares".

el 22 nov 2014 / 16:54 h.

TAGS:

astillerosEl empresario gallego Urbano Alonso, propietario de astilleros Cotnsa Huelva, ha constituido una sociedad, denominada Astilleros del Guadalquivir, que supondrá la reapertura de los astilleros sevillanos, que cerraron como astilleros públicos en 2010, y donde inicialmente se efectuarán tareas de reparación, para posteriormente, ya en 2015, acometer tareas de construcción de grandes barcos. Según ha indicado a Europa Press el propio Urbano Alonso, hace dos meses le dieron a Astilleros de Guadalquivir la autorización provisional por 18 meses para poder operar, tras lo que acondicionaron la zona del dique seco para que esta infraestructura funcione, y han invertido 500.000 euros para su puesta en marcha, de manera que esta semana abrirá sus puertas los astilleros sevillanos "y a partir de la próxima semana podrá entrar cualquier buque". De esta forma, por el momento se pondrá en marcha una parte de los antiguos astilleros, en concreto el dique seco, de 145 metros de eslora mas 23 de manga. En ese sentido, ha apuntado que tienen cerrados contratos para reparar buques, de forma que esperan que en la tercera semana de diciembre entre el primer barco a hacer la reparación en los astilleros sevillanos. Asimismo, ha explicado que Astilleros del Guadalquivir, que nace con un capital social de 210.000 euros, se está negociando al mismo tiempo el permiso de construcción naval con el Ministerio de Industria, de forma que el Ministerio les ha dado el permiso provisional para la construcción de grandes buques. Así, tienen previsto iniciar la construcción ya en 2015, previsiblemente después del verano de 2015, de dos buques pesqueros de 40 metros, en concreto dos barcos de pesca de arrastre pelágico para compañías árabes. En ese sentido, ha resaltado que este pedido supone "una carga muy importante de trabajo, con una media de 150 trabajadores aunque se podría llegar a picos de 200 sin problemas". En el caso del área de reparaciones, que empezará a funcionar este mismo año, espera tener una carga constante de 40 personas "una vez que esté estabilizado y cuando los clientes vean que Sevilla es un buen lugar para reparar". Esas 40 personas será la "estructura mínima" de la empresa, toda vez que "en el nuevo modelo de astilleros de 'diseño' hay una estructura técnica de gerencia, el núcleo de los astilleros y luego empresas que giran alrededor" En ese sentido ha apuntado que la idea es "hacer algo similar a lo que hacemos en astilleros Cotnsa Huelva, esto es, generar industria auxiliar que entiendan la filosofía actual de los astilleros". Agrega que esa industria auxiliar "tiene que ser muy competitiva, debe tener personal cualificado, y a partir de esa base, donde los astilleros tienen de base de la ingeniería, la producción y la administración, mientras que las auxiliares serían calderería y soldadura, tuberías, pintura y electricidad, etc, aparte de otras empresas auxiliares que se contratarían mediante contratos 'llave en mano'". De esta forma, los astilleros podrían tener trabajando "mínimo 100 personas de media, entre empresa principal y auxiliares". "Las puertas de los astilleros las abrimos ya para dar cuenta de que el dique seco está ya operativo y a partir de entonces, cualquier barco con avería que tenga que reparar de imprevisto ya podría entrar en dique", ha añadido este empresario, quien apunta que "el área de construcción es mucho más lenta, hay que darle más tiempo, pues debe hacer oferta, negociar y cumplir unos parámetros, y eso lo hace todo más lento". Por ello, resalta este proyecto supone "la reapertura de la construcción naval en Sevilla" y apunta que "se están ultimando todos los trámites burocráticos para empezar a operar". Asimismo, ha precisado que en este caso la facturación "dependerá mucho de los contratos que se cierren y de lo que seamos capaces de contratar, debemos ver la evolución del mercado". "La planta de Sevilla hace muchos años que no trabaja y nunca ha trabajado a nivel de reparación, de hecho la mayoría de los armadores no conocían que había un dique en Sevilla", ha agregado este empresario, quien precisa que "ahora tenemos el dique, con 10.000 metros cuadrados, y según avance el proyecto y las cosas funcionen iremos solicitando más espacio hasta llegar a 24.000 metros cuadrados de instalaciones". DRAGADO Urbano Alonso ha apuntado que el puerto de Sevilla tiene un trasiego de barcos importante, por lo que considera que el dragado para los astilleros "es fundamental" para dar cabida a barcos de mayor calado. No obstante, apunta que "si no tenemos el dragado en siete metros, en el dique seco puede entrar un tipo de barcos, y si hay calado de siete metros, entrará otro tipo de barcos". Ha precisado que los barcos "cuando se construyen no tienen grandes problemas de calado, el problema se da más en los de reparación, puesto que los barcos vienen con mas calado".

  • 1