Deportes

Real Madrid y Barcelona se juegan el título de Copa a una carta

El 'Rey de Copas' y actual líder liguero quiere aumentar su palmarés de la mano de Guardiola. Por su parte, Mourinho intentará acabar con una sequía que dura ya 17 años en el club merengue.

el 19 abr 2011 / 19:37 h.

TAGS:

La Copa espera al nuevo campeón del torneo.

La final de la Copa del Rey, el partido del año en España que acoge el estadio de Mestalla en Valencia, ofrece al mundo el deseado clásico, en su segundo capítulo, en un título que desea el Barcelona para seguir creciendo como el Rey de Copas y el Real Madrid para poner punto final a su sequía de éxitos.

En el mismo escenario donde los dos grandes del fútbol español cruzaron sus caminos por última vez en una final de Copa del Rey (Mestalla el 5 de abril de 1990, 2-0 para el Barcelona), vuelven a citarse dos equipos que acceden a la gran cita con estilos diferentes pero un mismo e irrenunciable objetivo, ser el campeón de la Copa de 2011.

Será la sexta final entre ambos, con un historial mayor para el conjunto azulgrana que busca su título número 26, mientras que los blancos persiguen el número 18. Reciente el éxito con Pep Guardiola a la cabeza en la conquista hace dos ediciones. Larga la ausencia del Real Madrid de un torneo que no vence desde 1993, con dos capítulos sonrojantes en dos finales, especialmente en el Centenariazo en el Bernabéu ante el Deportivo de La Coruña.

LOS PLANES DE GUARDIOLA. Actuará de local el Barcelona, que afronta el clásico con la duda en el eje defensivo, donde hasta minutos antes del partido no se desvelará si Puyol será titular o no, después de haber participado el sábado y haber acabado con una contractura. Es la única interrogante notoria que tiene Pep Guardiola, ya que en función de la alineación de Puyol dos jugadores o más podrían quedar afectados en el planteamiento del técnico. Es el caso de Mascherano, que podría ocupar la posición de central junto a Piqué, o bien entrar en la medular junto a Xavi e Iniesta, hecho que retrasaría a Busquets al eje de la defensa.

Otra pequeña duda, aunque de menor relevancia, es si Adriano ha superado la contractura que también padeció el sábado y puede ser alineado, hecho que no se descarta, aunque en su ausencia el Barcelona podrá contar con Maxwell, un jugador también de la máxima confianza de Guardiola.

La única garantía en el once inicial es la del portero Pinto, el guardameta de la Copa, quien cuenta con el respaldo del técnico, a pesar de que sectores barcelonistas han cuestionado que el titular, Víctor Valdés, en un estado de forma espléndido, no sea el elegido para este partido. Pinto ya fue el titular en la final hace dos años, también en Mestalla, contra el Athletic (4-1).

En la línea ofensiva, el ya recuperado Pedro se espera que forme el trío habitual barcelonista, junto a un Villa alejado del gol desde hace once partidos y a un Leo Messi que el sábado rompió un maleficio tras haber marcado a un equipo de Mourinho.

El ánimo del barcelonista está por las nubes después del empate a un gol en el primer episodio de clásicos, que le ha permitido al conjunto catalán cerrar casi definitivamente la Liga con ocho puntos de ventaja a falta de seis partidos para el final.

LAS OPCIONES DEL MADRID. El empate del Bernabéu en el primer clásico contentó a todos. También al madridismo, orgulloso de ver frenar a su equipo en inferioridad numérica al mejor Barça de la historia y que señala a José Mourinho como el salvador, el único técnico capaz de reconducir el camino hacia los títulos que añoran en dos años.sin nueve nato. Con un trivote inamovible en el centro del campo, en esta ocasión Mourinho hasta medita renunciar a la presencia de un nueve nato y situar a Cristiano Ronaldo como referencia ofensiva, dando entrada a Özil a sus espaldas.

La Copa es la espina clavada en Iker Casillas. El título que le quedó por ganar a Raúl González. Explica los 18 años que el Real Madrid lleva sin conquistarla. De la actual plantilla solo Raúl Albiol la conquistó en el pasado. Y será baja en la final tras su expulsión en el primer clásico.

Su ausencia provoca movimientos defensivos. La entrada de Arbeloa en el lateral derecho y el paso de Sergio Ramos al centro de la defensa, como pareja de Carvalho, y viendo a Pepe en la figura de medio centro destructivo. Son bajas Gago por lesión y Lass Diarra, a quien Mourinho confiaba en recuperar pero no llega a tiempo.

Alineaciones probables:

Barcelona: Pinto; Alves, Piqué, Puyol o Mascherano, Adriano; Xavi, Busquets, Iniesta; Messi, Villa y Pedro.

Real Madrid: Iker Casillas; Arbeloa, Sergio Ramos, Carvalho, Marcelo; Pepe, Khedira, Xabi Alonso; Di María, Özil y Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité Navarro)

Estadio: Mestalla. Hora: 21.30 TV: La 1

 

  • 1