miércoles, 23 enero 2019
20:16
, última actualización
Deportes

Real Madrid y Valencia espiaron a Jaime Isuardi en Orihuela

El cántabro, de 22 años, es uno de los objetivos prioritarios para sus filiales, ambos en Segunda B. Su contrato expira en 2015.

el 17 jun 2014 / 22:53 h.

IMG_0211 Isuardi, en las taquillas de acceso de Los Arcos de Orihuela. Foto: Bernardo Ruiz. El delantero cántabro Jaime Isuardi es una de las estrellas del Real Betis Balompié B, sumido en la vorágine de la final del play-off de ascenso a Segunda División B. El ex del Racing es uno de los talentos más cotizados de un plantel heliopolitano que se ha conjurado para neutralizar un 2-0 adverso ante el Orihuela. Su brillante singladura durante la campaña vigente ha revalorizado su proyección a nivel nacional, un aspecto que concede una relevancia especial a su futuro inmediato. La vinculación del de Santander con el club de La Palmera expira el próximo 30 de junio de 2015, un plazo de tiempo que la dirección deportiva podrá prorrogar de forma unilateral por dos ejercicios adicionales si tramita su ficha como componente de pleno derecho de la primera plantilla. Isuardi, con la vitola de sub 23’, responde al prototipo de jugador ideal de un filial de primer nivel. A sus 22 años, el mediapunta figura en la agenda de Real Madrid y Valencia. Sus ojeadores, Javier Tudela y Enrique Vila, respectivamente, espiaron al cántabro en el compromiso ante el Orihuela. Para la próxima temporada, el atacante aún podría ser un integrante más del Betis B sin necesidad de negociar una mejora salarial ni una ampliación de contrato. Tanto el Real Madrid Castilla, recién descendido desde Segunda División, como el Valencia Mestalla, salvado in extremis en un dramático play-out ante el Algeciras, militarán en Segunda División B, una categoría a la que anhela retornar el once de Los Bermejales. El goleador, que debutó en Primera División con el Racing, pretende cumplir su contrato en la entidad verdiblanca si el B logra escalar hacia el pellejo nacional. Empero, el interés de Real Madrid y Valencia no es el único foco de protagonismo en relación a su futuro, ya que los componentes de la secretaría del Albacete Balompié, recién ascendido a Segunda División, han emitido informes positivos de su proyección. La entidad del Carlos Belmonte envió a Orihuela a Gordonio López para que observara al artillero, que cedió su dorsal de titular a Álvaro González y malogró una pena máxima en las postrimerías. Real Madrid, Valencia y Albacete no fueron los únicos clubes que acudieron al recinto oriolano para cazar a los talentos más avezados de la fábrica. FC Barcelona, representado por Julio Algar, Atlético de Madrid, que envió a Manuel Romero, o Villarreal, con Pascual Pegueroles, técnico del filial, de embajador, fueron algunos de los otros planteles que presenciaron en directo un duelo que exigirá al filial un alto grado de eficacia para la vuelta si pretende descorchar la botella de cava en el césped del Benito Villamarín.

  • 1