Deportes

Real Sociedad y Levante celebran por todo lo alto su retorno a Primera

San Sebastián y Valencia celebraron por todo lo alto el ansiado regreso de sus equipos, la Real Sociedad y el Levante UD, a la élite del balompié nacional. Miles de realistas y granotas se echaron a las calles.

el 14 jun 2010 / 21:37 h.

Miles de aficionados txuriurdin se congregaron en las calles de San Sebastián para honrar a los campeones de la Segunda División y celebrar el regreso de la Real Sociedad a la elite del fútbol español.

Pasadas las 17:30 horas, un autobús descapotable partió del Estadio de Anoeta llevando a los jugadores y el cuerpo técnico de la Real por un recorrido a través de las principales calles de San Sebastián hasta el Ayuntamiento.

Con el principal artífice de este éxito, el técnico uruguayo Martín Lasarte, en la cabecera del autobús, los realistas saludaron y jalearon a los miles de aficionados que siguieron el recorrido. A los sones del I will Survive de Gloria Gaynor, el autobús llegó al Ayuntamiento, en cuyo exterior, ocupando los jardines de Alderdi Eder, aguardaban miles de aficionados que ondeaban bufandas y banderas aprovechando la tregua que la lluvia concedió a los realistas.

En el interior de la Casa Consistorial recibieron a la plantilla el alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, junto con el presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, acompañados de toda la corporación donostiarra.

Tras el aurresku de honor, los jugadores salieron al balcón del Ayuntamiento para saludar a la afición entre cánticos y gritos de euforia, que han dejado espacio para el recuerdo, como el dedicado a Aitor Zabaleta, el aficionado realista asesinado junto al campo del Atlético de Madrid en 1998.

La escena se repitió posteriormente en la Diputación de Guipúzcoa, donde colocaron txapelas de campeones a los jugadores y técnicos. En Valencia, el Levante festejó también a lo grande su ascenso a Primera, en una jornada vespertina en la que realizó una ofrenda floral a la patrona de la ciudad y visitó la Diputación y el Ayuntamiento de Valencia, donde se congregaron miles de aficionados a pesar de la lluvia.

La comitiva levantinista partió desde el estadio Ciutat de Valencia, donde la plantilla, cuerpo técnico y consejo de administración se subieron a un autobús descapotable personalizado con imágenes de los futbolistas y con la leyenda ‘Volvemos’.

En el interior de la Basílica de la Virgen de los Desamparados esperaba a la comitiva el Obispo auxiliar de Valencia, Enrique Benavent, quien señaló: “Todos deseamos que el próximo siglo estemos siempre en Primera. Sois un referente y un ideal para los jóvenes, por vuestro valores y humanidad podéis ayudar a la juventud a ser mejores”.

En los balcones de las instituciones se escucharon cánticos de jugadores y afición como “som, som, som de Primera División”, “Adiós a segunda, adiós”, “Esta es la afició de un Levante campió” o “Se siente se nota, Valencia es granota”.

  • 1