Local

Reanudan el juicio por los crímenes de guerra del ex presidente

El juicio contra el ex presidente de Liberia, Charles Taylor, acusado de crímenes de guerra y contra de la humanidad, se reanudó ayer en el Tribunal Especial para Sierra Leona (TESL) después de seis meses de interrupción.

el 14 sep 2009 / 22:22 h.

TAGS:

El juicio contra el ex presidente de Liberia, Charles Taylor, acusado de crímenes de guerra y contra de la humanidad, se reanudó ayer en el Tribunal Especial para Sierra Leona (TESL) después de seis meses de interrupción.

Taylor, el primer ex jefe de Estado africano en ser juzgado por un tribunal internacional, acudió ante la Corte por la reanudación del juicio y se declaró inocente de la acusación de haber armado, entrenado y controlado a los rebeldes del Frente Revolucionario Unido (FRU) que torturaron a la población civil durante la guerra en Sierra Leona (1991-2001), que causó 120.000 muertos y miles de mutilados durante una década.

La Fiscalía reanudó el juicio con el testimonio de un experto canadiense en el comercio de diamantes en diferentes países africanos. El profesor universitario canadiense Ian Smillie declaró ante la corte, en calidad de experto, que en Sierra Leona "todo gira en torno a los diamantes".

La Fiscalía del TESL atribuye a Taylor el hecho de haber financiado y controlado a los rebeldes. Como prueba, proyectó durante el juicio fragmentos de varios documentales, entre ellos Blood Diamonds, en el que participó el experto llamado ayer a declarar.

Según este trabajo, Taylor usó a los rebeldes del FRU para introducir una "cantidad sustancial de diamantes ilegales en el mercado mundial y usó los beneficios para la compra de armas. En otra de las piezas mostradas, un liberiano explica cómo los rebeldes cortaron sus manos a golpe de machete, mientras le decían que así le arrebataban el derecho a participar en política "porque, entre otras cosas, ya no podría ejercer nuestro derecho al voto".

La Fiscalía planea llamar para el segundo testimonio a una víctima de los crímenes de guerra ocurridos durante la guerra de Sierra Leona, así como a un liberiano del círculo cercano del acusado. En total, los fiscales quieren contar con un total de 144 testigos, si bien esperan presentar por escrito gran parte de estas declaraciones, para así ganar tiempo y que los jueces puedan dictar sentencia a finales de 2009.

Juicio largo. El proceso en La Haya, que los fiscales estiman podría durar un año y medio aproximadamente, se aplazó en junio después de que Taylor rechazara el primer equipo legal que lo defendía y boicotease los procedimientos del tribunal. Por motivos de seguridad, el TESL se trasladó a la sede de la Corte Penal Internacional en La Haya para celebrar el juicio.

  • 1