Local

Rebajan de 18 años a una multa la condena por abusar de un niño

el 25 abr 2010 / 11:10 h.

TAGS:

La Audiencia de Sevilla ha impuesto una multa de 9.450 euros a un hombre por abusar de un niño de 7 años, en una sentencia que rebaja sensiblemente la pena respecto a los 18 años de cárcel pedidos por el fiscal.

La rebaja se ha producido porque los jueces solo consideran demostrados unos tocamientos en el muslo, frente a la introducción de un dedo en el ano que el fiscal consideró probado de acuerdo con la exploración médica hecha al niño en un hospital.

La sentencia de la Sección Séptima de la Audiecia, a la que ha tenido acceso Efe, explica que el acusado J.J.S.B., "con ánimo libidinoso", empezó a acariciar el muslo de un niño de siete años "dirigiendo su mano cada vez más hacia arriba".

Los hechos ocurrieron hacia la medianoche del 14 de marzo de 2008 en la plaza Jerónimo de Córdoba de Sevilla, cuando el niño se encontraba en la parte trasera de un quiosco de chucherías mientras su madre y su padrastro se encontraban en un bar próximo, tras haber presenciado toda la familia procesiones de Semana Santa.

Cuando la madre presenció tales tocamientos, llamó "inmediatamente" a su hijo, le preguntó por lo ocurrido y, tras una serie de consultas con una cuñada que trabajaba en atención a mujeres maltratadas, esa misma madrugada denunció los hechos en Comisaría y llevó a su hijo al hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

La absolución de un delito de agresión sexual se ha producido porque la víctima fue asistida en el hospital cuatro horas después y los médicos le apreciaron una fisura anal que ya estaba cicatrizada y que se había producido siete o diez días antes.

Aunque el niño señaló al procesado como autor de la introducción del dedo y los psicólogos certificaron la veracidad de su testimonio, los jueces creen que las contradicciones entre su versión y el informe médico plantean un problema "insalvable" que debe resolverse a favor del acusado.

Además, la madre del menor aseguró que hacía dos o tres meses que la familia no acudía a dicha plaza, único lugar donde el acusado podía encontrarse con el niño.

Junto a la multa de 21 meses, con cuota diaria de 5 euros, lo que equivale a 9.450 euros, los jueces imponen al procesado la prohibición de aproximarse al niño o comunicar con él por cualquier medio durante cuatro años.

La sentencia, por otra parte, acuerda denunciar por un presunto delito de falso testimonio a J.H.M., un hombre que certificó que estuvo toda la noche junto al procesado sin que pasara nada.

  • 1