sábado, 08 diciembre 2018
09:36
, última actualización

Rebelión vecinal contra los robos en Brenes

La Guardia Civil aumenta los efectivos ante la inseguridad denunciada en la calle por los vecinos

Imagen Brenes copiaweb Unos 300 vecinos salieron a la calle para denunciar la inseguridad que viven. / Foto: A. Contreras

Un pueblo encendido por la inseguridad. Cerca de 300 personas se movilizaron contra la creciente escalada de robos que se está viviendo en Brenes desde «hace ya años». Esa sensación es la que perciben los vecinos que, convocados vía whatsapp, llevan un par de jornadas de concentraciones y protestas que no se limitan únicamente a la reivindicación.También se están plantando en las puertas «de las casas de los ladrones», identificados por testigos de los últimos sucesos; y en los domicilios del propio alcalde y concejales.

Bajo el lema Tenemos miedo, el grupo está dispuesto a seguir adelante «hasta encontrar una solución a este estado de impunidad en el que viven los autores de estos delitos», apuntaron los organizadores, que tienen claro que estos incidentes son llevados a cabo «por jóvenes de la localidad de entre 20 y 25 años».

El suceso más reciente tuvo lugar en la madrugada del pasado lunes, cuando F.M.S. -nadie en Brenes se atreve a dar las iniciales en plena ola de robos- recibió la llamada de varios conocidos alertándolo del robo que se estaba produciendo en una tienda de móviles situada en una de las zonas más transitadas del municipio. «Cuando llegamos habían desvalijado el negocio» al que habían accedido «rompiendo el escaparate con una máquina», apunta. Según el dueño de la tienda «no había policías locales de guardia esa noche y la patrulla de la Guardia Civil más cercana era la de Cantillana», que nada pudo hacer cuando llegó al lugar de los hechos dado que los ladrones ya se habían marchado con la mercancía. F.J.M.D. tuvo algo más de suerte respecto a los objetos sustraídos. El robo de su casa se produjo el sábado 29 de noviembre entre las 20.00 y las 0.00 horas, tiempo en el que estuvo fuera de su casa junto con su mujer. «Se llevaron la tele, una Play Station y algo de dinero, aunque dejaron algunos relojes y otros objetos de valor», señala. Según la víctima, «los autores son jóvenes de la localidad» que fueron identificados por varios testigos y, ratificada su descripción por otras personas que «los vieron más tarde» y con «el mismo atuendo». En el caso de J.F.C., el robo se produjo en casa de sus padres. «La Guardia Civil tardó tres cuartos de hora en llegar», por lo que, aunque saltó la alarma, «les dio tiempo de llevarse una maleta con herramientas del taller», relata. «El problema es», continúa, «que en otra ocasión tengan un encontronazo con algún vecino y tengamos que lamentar una desgracia. Yo tengo dos niños pequeños», sentencia. Tras la concentración del pasado martes, convocada a las 22.00 horas a través de mensajería instantánea, el alcalde de Brenes, Manuel Moreno Noa (PSOE), se reunió con responsables de la Guardia Civil de la Comandancia de Carmona para solicitar mayor presencia del cuerpo de seguridad. Brenes cuenta con un puesto en el que prestan servicio dos agentes de la Benemérita, que se reforzará por «las reclamaciones de los vecinos». Más allá de ese refuerzo, está el clima que se vivió en la protesta del martes, sobre todo la tensión vivida cuando la protesta llegó a la casa de los concejales. Al respecto, varios de los promotores de la protesta fueron interrogados por la Guardia Civil. Pese a ello, la protesta seguirá hasta que haya «una reunión con todos los grupos para que den alguna solución definitiva al problema». De su parte, el alcalde aseguró que no tomará medidas legales contra los que le «increparon e insultaron frente a la puerta» de su casa.

  • 1