Local

Rebelión vecinal en Rota tras tres días con cortes de agua

Los problemas de abastecimiento continuaron ayer en Costa Ballena, Rota. El agua llegó a los grifos de manera desigual, sin apenas presión y con cortes intermitentes. La situación ha caldeado los ánimos de los 30.000 afectados, que ayer se echaron a la carretera para protestar por estas serias molestias en el complejo que habían elegido para su descanso de verano.

el 16 sep 2009 / 06:58 h.

TAGS:

N. Perales /C.Muñoz

Los problemas de abastecimiento continuaron ayer en Costa Ballena, Rota. El agua llegó a los grifos de manera desigual, sin apenas presión y con cortes intermitentes. La situación ha caldeado los ánimos de los 30.000 afectados, que ayer se echaron a la carretera para protestar por estas serias molestias en el complejo que habían elegido para su descanso de verano.

Los vecinos sufren restricciones desde el viernes debido, según el Ayuntamiento de Rota, a que las instalaciones no están preparadas para abastecer a las casi 30.000 personas que se concentran durante el fin de semana en estas dependencias residenciales. El sábado, desde el medio día hasta la noche, estuvieron sin agua, mientras que ayer domingo, tras un corte de unas dos horas por la mañana, volvió en la tarde el suministro pero en condiciones muy precarias.

En plena temporada turística sigue sin resolverse el problema porque el depósito volvió ayer a vaciarse. Lo que se hizo fue suministrar el agua directamente desde las tuberías por lo que, al no ser bombeada, se perdió la presión. El reparto fue desigual porque dependió de la ubicación de los inmuebles y ni siquiera se beneficiaron de esta medida algunas viviendas situadas del segundo piso hacia arriba. Hay grifos en los que apenas cayeron unas gotas, casas a las que llegó una cantidad suficiente al menos para las necesidades básicas y los servicios de duchas de la playa no estuvieron activados.

El depósito de este complejo turístico puede abastecer a un máximo de 20.000 personas, según explicó el concejal delegado de Costa Ballena, Jesús Corrales, quien aseguró que por el consumo se calcula que en este fin de semana la cifra habitual se ha podido incrementar en 10.000. "Puede ser la crisis el motivo por el cual hay más gente metida en las viviendas y hay más familias de lo habitual. En Rota y Costa Ballena se nota que hay muchísima gente", explicó el edil. La versión municipal no convence a los vecinos, que salieron ayer de nuevo a la calle a protestar. Aseguran que precisamente por la crisis la ocupación es menor que otros años hasta en un 20%. Unas 200 personas cortaron desde las 11.00 horas el acceso principal a la urbanización para denunciar la situación y reclamar información sobre los cortes al Consistorio. Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local desviaron los vehículos procedentes de Rota y Chipiona.

Los ánimos están caldeados porque estos problemas amenazan con repetirse el resto del verano. Ahora se está construyendo una nueva tubería de conexión con la costa noroeste, que garantizará el consumo de agua que llegará no sólo de Rota sino también de El Puerto, Sanlúcar y Chipiona. Pero al proyecto, de la Agencia Andaluza del Agua y el ayuntamiento, le quedan unos meses. El Consistorio ya está estudiando medidas para el próximo fin de semana, entre las que se barajan cortes programados o el uso de camiones cisterna. "Habrá que encontrar la manera de llenar los depósitos", señaló. Durante este fin de semana el agua que llegaba a Rota procedente de la Confederación Hidrográfica se ha derivando a la urbanización, por lo que también hubo problemas de presión en el resto del municipio. El concejal insistió en que en la ciudad no se ha dado este problema porque el depósito es mayor y está preparado para una población (27.000 personas) que durante el resto del año es más elevada.

  • 1