Deportes

Receta europea para la crisis

La única competición de las que disputa el Sevilla que aún no se ha visto afectada por la "crisis de resultados" es la UEFA. De hecho, además de la inmunidad europea, el partido de esta noche ante el Standard de Lieja puede servir como tratamiento de choque.

el 15 sep 2009 / 17:56 h.

La única competición de las que disputa el Sevilla que aún no se ha visto afectada por la "crisis de resultados" es la UEFA. De hecho, además de la inmunidad europea, el partido de esta noche ante el Standard de Lieja puede servir como tratamiento de choque. Las derrotas se acaban ganando.

En efecto, las consecuencias inmediatas del partido de hoy, para bien o para mal, se verán en los próximos compromisos y en la convivencia general de un club que no está preparado para encajar tres derrotas consecutivas, y menos cuatro. Por tanto, un triunfo entre los bosques de las Ardenas sería la mejor solución para cortar la mala racha de resultados y para enderezar el rumbo antes de que aparezcan los ogros de la competición, liguera al menos.

Por si fuera poca urgencia ésta de acabar con las derrotas, el choque de esta noche pone en juego un futuro más o menos calmado en el discrurrir por la Copa de la UEFA, que hasta el momento sigue siendo tan talismán como lo fue en sus dos últimas ediciones para el Sevilla. Una victoria en Lieja ante el Standard, tras la lograda en la jornada inaugural de la liguilla ante el Stuttgart, dejaría casi sentenciada la clasificación, a la espera de confirmar el primer puesto en el siguiente compromiso, ante el Partizán.

Si ya es importante sellar la clasificación, este aspecto cobra más importancia aún por cuanto los siguientes compromisos europeos se verán inmersos en pleno Tourmalet liguero. Y viendo la enfermería, no vendría mal algún partido cómodo para dar descanso a los futbolistas más castigados de la plantilla.

con lo puesto. A estos planteamientos lógicos en un encuentro del calibre del de Lieja, hay que añadir uno más que, visto lo visto, no es gratuito. No sólo debe sacar el Sevilla los tres puntos ante el Standard, sino que es preciso venir reforzado (anímicamente) y no mermado (físicamente), es decir, sin lesionados.

Por lo pronto a Bélgica ya han viajado los recuperados Capel -será suplente- y Mosquera -aún no se sabe lo que es-, pero siguen faltando Drago, Kanouté, Chevantón, Squillaci, Duscher, Acosta, etc. Aún así, Jiménez volverá a presentar un once competitivo sobre el papel -viendo los tres últimos choques quizás no tanto- para hacer frente a uno de esos tantos rivales europeos de nivel, pero no al del Sevilla.

El equipo de Lieja es el último campeón de liga belga, actualmente es tercero en la clasificación y presume de hacer un buen fútbol que ya puso en aprietos al Liverpool en la previa de la Liga de Campeones. Con todo, por mucho Defour y Jovanovic que integren sus filas, todo lo que no sea un resultado positivo para el Sevilla será motivo de crisis, y ya importante.

  • 1