Local

Recibe una herencia millonaria tras ser reconocido como hijo de una relación extramatrimonial

Se trata de un camarero de Utrera al que un juzgado ha reconocido que nació a raíz de una relación extramatrimonial de su padre con una empleada que trabajaba en su casa.

el 20 oct 2014 / 11:29 h.

TAGS:

Un camarero nacido en Utrera (Sevilla) recibirá una herencia millonaria después de que un juzgado reconociese que nació a raíz de una relación extramatrimonial de su padre, al que se atribuye un patrimonio valorado en más de dos millones de euros, con una empleada que trabajaba en su casa. El beneficiario de la herencia, que nunca fue reconocido por su padre, tiene 54 años y vive en Palma de Mallorca, ciudad a la que tuvo que emigrar dada su situación económica, según ha señalado la defensa del camarero, representada por el bufete Fernando Osuna. Su padre, que no le dejó ningún bien en el testamento, murió en 2001 y se negó a reconocerlo como hijo y a ayudarle económicamente, tras lo cual el camarero comenzó a pleitear. En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, el juzgado de Utrera recuerda que en 1964 el padre biológico tuvo que pagar a la empleada una indemnización tras un procedimiento contra él por estupro seguido en un juzgado de la localidad. La sentencia resalta que era conocida la relación entre el hombre adinerado y su empleada, con la que los vecinos le vieron en numerosas ocasiones cuando ella estaba embarazada. Además, la juez destaca que en la vista oral apreció un "extraordinario parecido físico" entre el camarero y los hijos reconocidos del fallecido. Toda la herencia la tienen sus hermanos de padre, que se niegan a compartirla con el camarero a pesar de las muchas gestiones realizadas por él, según el abogado, quien ha señalado que tiene constancia de que en la herencia hay al menos una finca rústica y viviendas, aunque sospecha que puede existir más patrimonio oculto. Después de cinco años de juicio, el juzgado ha determinado que los familiares tuvieron una actitud "claramente obstruccionista", impidiendo las pruebas en el cadáver, que su esposa ordenó que incineraran, junto al de otros familiares, cuando la juez pidió su exhumación para hacerle la prueba del ADN. La juez de Utrera también reprocha a los hijos reconocidos que mantuvieron una "negativa absolutamente injustificada" para no hacerse las pruebas del ADN porque no se presentaron en el Instituto de Toxicología de Sevilla. Los testigos y la ocultación de pruebas han llevado al juzgado a determinar la condición de hijo biológico al nacido fuera del matrimonio, ha indicado el abogado antes de apuntar que ahora comenzará el proceso para recuperar la herencia que le corresponde.

  • 1