Local

Recital de piano a cargo de Ángel Ocaña dentro del ciclo Pianos de Abril del CICUS

el 21 abr 2011 / 15:28 h.

TAGS:

  • Actividad: Recital de piano
  • Fecha/Horario: 25 de abril / 20.30 h.
  • Precio: Entrada libre hasta completar aforo
  • Lugar: Facultades de Derecho y Ciencias del Trabajo. Campus Pirotecnia. Avda. Ramón y Cajal s/n
  • Teléfono: 954 551 329

Último concierto del ciclo Pianos de Abril que organiza el Centro de Iniciaticas Culturales de la Universidad de Sevilla (CICUS). Tendrá lugar en el Salón de Actos de las Facultades de Derecho y Ciencias del Trabajo y correrá a cargo del pianista Ángel Ocaña, que interpretará obras de Bach.

Perfil
Jaén, 1976. Pianista y profesor de piano del Conservatorio Superior de Música Manuel Castillo de Sevilla.

Sus primeras nociones pianísticas y musicales las recibe de mano de su madre y ya en el conservatorio de Córdoba se convierte en discípulo del pianista jiennense Rafael Quero, cuya influencia se mostrará decisiva en su carrera profesional. Posteriormente continuará estudios y trabajará durante algún tiempo con el maestro húngaro Férénc Rados en la Universidad de Alcalá de Henares.

Desde que reside en Sevilla asegura estar recibiendo un gran estímulo musical de los pianistas José Manuel de Diego y Julio García Casas. Sus actuaciones, si bien escasas, han sido notables y en la actualidad está inmerso en el estudio dela música para teclado de Johan Sebastian Bach. El concierto de hoy estará precisamente consagrado a sus Partitas nº 4, 5 y 6.

"...la vida de un músico sin Bach es como la de un actor sin Shakespeare,... la mayoría de los músicos y amantes de la música la reverencian, y aquellos que no lo hacen, se avergüenzan de decirlo, y hacen bien sintiéndose avergonzados...¿Por qué tantos pianistas se privan de lo mejor y se contentan con perder su tiempo con compositores de distintas calidades?. Es cierto que escuchamos alguna que otra pieza de Bach aquí y allá, y hay algunos pianistas que tocan a Bach asidua y apasiondamente, pero son éstas excepciones que confirman la regla. Podrían considerarse tres posibles razones para su abstinencia: falta de amor, falta de compresión y falta de coraje. La primera es difícilmente creíble, la segundo es bastante posible, y la tercera altamente probable. ¿Tienen los instrumentistas de cuerda un mayor entendimiento de Bach? Ciertamente, no. Están menos acostumbrados a las texturas pollifónicas. Así pues, si a los pianistas no les falta la inteligencia y la compresión y si les gusta la música, entonces ¿de qué tienen miedo?"

Andras Schiff

  • 1